Reciclar telas

El proceso de reciclar telas consiste en reutilizar la tela de prendas gastadas o que se encuentran en mal estado, para poder darles un nuevo uso o inclusive crear nuevas prendas a partir de ellas.

Este tipo de reciclaje está empezando a crecer mucho en el mundo de la moda y entre la población en general, que busca alternativas para hacer un impacto positivo en el medio ambiente.

reciclar telas
reciclar telas

Hoy en día muchas marcas reconocidas están realizando reciclaje de telas a partir de prendas que reciben por parte de sus clientes.

Marcas como H&M están recibiendo prendas limpias y en buen estado, para reciclarlas, mientras que otras como Patagonia realizan un proceso similar, pero únicamente con las prendas de su marca.

Reciclar telas así como otro tipo de productos y elementos básicos, es una labor ciudadana muy importante que ayuda al medio ambiente.

Tipos de reciclajes de telas

A continuación te comentamos algunos de los tipos de reciclaje de telas que se ponen en práctica hoy en día:

  • El reciclaje de telas en plantas de reciclaje.
  • Reciclaje de telas por marcas de moda.
  • El reciclaje de telas en ropa reutilizable.
  • Reutilización de telas en proyectos casero

Aunque en algunos casos la ropa se recicla siendo reutilizada, existen casos en los que la única opción es reciclarla en plantas de reciclaje textil.

Los distintos tipos de proceso de reciclaje pueden variar para los siguientes tipos de tela:

  • Poliéster
  • Algodón
  • Textiles en general

En cada caso, se logra crear un tipo de tela que se puede volver a utilizar en ciertas aplicaciones.

A continuación te comentamos el proceso para cada tipo de tela y sus posibles aplicaciones.

Reciclaje de poliéster

Un caso bastante particular del reciclaje de telas surge con el poliéster, especialmente cuando son 100% poliéster. En este tipo de prendas lo primero que se hace es eliminar cada uno de los botones, cierres, accesorios metálicos y otros agregados.

Cuando las telas de poliéster están libres de cualquier accesorio que no es del material, estas se granulan para posteriormente convertirse en pequeños pellets que son un tipo de biomasa.

Una vez convertidos en pellets, estas son procesadas a pequeñas piezas de poliéster que se derriten para crear bases de poliéster que se pueden utilizar nuevamente como telas.

Cuando ya se han creado las nuevas fibras de poliéster, estas pueden ser nuevamente utilizadas para crear camisas, chaquetas, pantalones, entre otros.

Este proceso ayuda a reducir el impacto al medio ambiente al reutilizar este tipo de prendas y reduce ampliamente los costos de fabricación por las marcas más reconocidas.

Reciclaje de algodón

Existen dos métodos en los cuales se pueden reciclar las prendas o telas viejas de algodón. A continuación te explicamos cada uno.

1. Reciclar telas de algodón pre-consumido

El algodón pre-consumido es aquel que se pierde como costuras y desechos durante la fabricación de distintas prendas de algodón.

Ya que este algodón nunca ha sido utilizado, se coloca en maquinarias que pican las telas y las vuelven a convertir en fibras  para posteriormente ser procesadas en hilos para coser.

Estos hilos reciclados son nuevamente utilizados para fabricar prendas de algodón para la venta.

2. Reciclar telas de algodón post-consumido

Las telas de algodón post-consumido son todas aquellas prendas que ya han sido adquiridas, utilizadas y luego de ser utilizadas han sido desechadas.

Luego de que estas prendas son recibidas en plantas de reciclaje de algodón o plantas de fabricación, estas se procesan para la venta.

En el proceso, el algodón a reciclar se mezcla en un ratio de 30% algodón reciclado y 70% algodón virgen, manteniendo una calidad superior para los hilos que se están vendiendo.

Para la mayoría de los casos, el algodón se mezcla con algodón previamente teñido del mismo color que las prendas, evitando así que se deba teñir nuevamente y obteniendo un algodón del color de la prenda original.

El algodón reciclado en muchos casos se utiliza para crear artículos de limpieza, tapices para mobiliarios, telas para aislamiento térmico de carros, entre otros.

Gracias a este proceso de reciclaje y reutilización, es posible disminuir el impacto ambiental de la fabricación de algodón, haciendo así un uso consciente del material.

Reciclaje de textiles en general

Ya sea que se trate de telas que son parcialmente de algodón o son de algún otro material que no sea poliéster, el proceso de textiles variados es relativamente simple.

Lo primero que se realiza para reciclar estas prendas es clasificar las telas por color, logrando así evitar tener que teñirlas nuevamente luego del reciclado y reduciendo el uso de químicos contaminantes.

Todos los textiles ya previamente clasificados, se van desmenuzando en pequeñas fibras que son mezcladas con otras en relación a la calidad, dependiendo del resultado esperado.

Luego de que se han mezclado todas las telas similares, es se proceden a hilar para nuevamente ser utilizadas para alguna u otra aplicación.

Un uso bastante común de las telas de reciclaje es la producción de colchones, la fabricación de aislantes en vehículos, elaboración de fieltros, relleno de muebles, entre otros.

En la mayoría de los casos estas telas no se vuelven a utilizar para crear otras prendas, pero sí se les da un buen uso para aprovechar todo el material reciclado.

planta reciclaje
planta reciclaje

Reciclar telas en plantas de reciclaje

Depende del tipo de centro de recolección de reciclaje de telas, el proceso así como el destino de la tela cambia ligeramente.

Cuando llevas una o varias prendas de tela a los Puntos Limpios donde se llevan la mayoría de los productos a reciclar, estos se clasifican según la calidad de las telas.

Cuando las telas no están en buen estado, estas se suelen enviar a plantas de reciclaje para su posterior procesamiento.

Aproximadamente el 16% de las prendas que están en mal estado pero el material no está tan desgastado, se utilizan para fabricar fibras que pueden ser utilizadas como relleno de colchones y aplicaciones similares. El proceso que se utiliza es el de los textiles en general y el de los algodones.

En el caso de que las telas están demasiado dañadas inclusive para convertirse en relleno de mobiliarios y otros productos, estas se llevan a planta de tratamiento de residuos.

Aproximadamente esto sucede con el 20% de las prendas que ya no se pueden reciclar por el estado del material.

¿En qué consiste reciclar telas por marcas de moda?

Muchas empresas de moda hoy en día están reciclando sus propias prendas. Este es el caso de marcas como H&M, Patagonia y otras marcas de gran de renombre.

En la mayoría de los casos se logran procesar las prendas que todavía se mantienen en buena calidad para fabricar hilos económicos y de buena calidad, que pueden utilizarse para crear nuevas prendas.

Además de las empresas de moda conocidas, han surgido nuevas marcas como es el caso de Ecoalf, que fabrican ropa hecha 100% con materiales reciclados.

Esta marca busca utilizar productos sustentables que pueden formar parte de la economía circular, pudiendo reciclarse luego de su uso y así reduciendo el impacto ambiental, el costo de materiales, entre otros.

¿Cómo es el proceso de reciclar telas de ropa reutilizable para la venta o donación?

Otro caso muy importante que surge de depositar ropa en los Puntos Limpios surge con la ropa que sí se encuentra en buen estado.

Cuando llevas una prenda de este estilo a los centros de recolección para reciclar telas, estas se suelen revender en mercados y tiendas de segunda mano.

planta reciclaje
planta reciclaje

En estas tiendas se logra llevar este tipo de prendas a personas que tienen pocos recursos y necesitan acceso a ropa de buena calidad, sin importar si ya ha sido utilizada.

Cuando las personas compran en estas tiendas, el costo de las prendas es realmente bajo, porque sólo tienen un valor significativo para los gastos operativos, pero no existen ganancias reales.

Aproximadamente el 65% de las prendas que son depositadas en los Puntos Limpios logran llegar a este tipo de tiendas de segunda mano.

Esto significa que mucho más de la mitad de las prendas que son llevadas a centros de reciclaje, logran redestinarse a otras personas sin necesidad de gastos de operación en plantas de reciclaje.

¿Cómo es el proceso de reutilización de telas en proyectos casero?

Finalmente, uno de las mejores opciones para reciclar telas es realizar proyectos caseros para darles un buen uso a las prendas antiguas y mejorar el aspecto de tu hogar.

A continuación te traemos las mejores ideas para que puedas redestinar el uso de esas prendas que ya no deseas utilizar.

En algunos casos será necesario tener habilidades de costura, mientras en otros debes ser buena realizando manualidades.

1. Cojines a partir de camisetas en relativamente buen estado

Si tienes cojines que se les está dañando el estampado o tienes una camisa por reciclar de la cual te gusta mucho su diseño, puedes simplemente convertir esta en el tapiz de tu cojín.

reciclar telas
reciclar telas

Para ello puedes sólo recubrir el cojín con la camisa, tomar las medidas correspondientes y coserla en los lugares necesarios para luego rellenarla.

Si el tipo de cojín está integrado con el tapiz, puedes hacer lo mismo con la camisa. Para lograr esto, simplemente deja uno de los lados libres al coser, cuando sea el momento, ingresa el cojín y cierra esta con el hilo para darle el toque final.

2. Bolsos a partir de camisetas con la técnica furoshiki

La técnica furoshiki es muy interesante y fácil de realizar. Esta es una práctica japonesa que permite convertir camisetas de una forma sencilla y rápida, en interesantes bolsos donde podrás llevar todas tus pertenencias. Si deseas, puedes coser varias prendas para darle más resistencia al bolso.

reciclar telas
reciclar telas

Para este tipo de bolsos es necesario utilizar una tela cuadrara, por lo que puedes cortar tu camisa para lograr dar con esta forma particular.

Una vez tengas todo listo, sólo debes darle los dobleces típicos de esta técnica y tendrás un bolso listo para salir con los más hermosos colores de tu ropa reciclada.

3. Cama de mascotas a partir de camisetas

Las camas de mascotas son fáciles de hacer y lo único que necesitas es tener el relleno así como la tela con la cual la realizarás.

Puede que necesites una máquina de coser o desees utilizar hilo y aguja, cualquier de las opciones, el proceso es relativamente sencillo.

Hay varios tutoriales que te ayudarán con esto, pero lo único que necesites es crear una base en la que sobresalga la tela y rellenar esta base.

Una vez la base esté lista, debes realizar los costados que le darán la forma de cama y listo, tendrás una cama completamente personalizada para tu mascota con ropa de reciclaje.

4. Renovación de prendas antiguas

Si tienes una camisa vieja o alguna prenda que sientas que es anticuada, puedes simplemente renovarla y darle un toque moderno.

Puedes agregar telas transparentes que le den un toque distinto, hacer cortes a las prendas o inclusive rediseñarlas.

Una práctica muy común es convertir camisas básicas en vestidos de lo más interesantes, agregándoles un toque fuera de lo común.

Puedes agregar telas de encaje, transparencias y todo tipo de detalles interesantes que hagan resaltar el vestido como una prenda única en su estilo.

5. Redecoración de una camiseta antigua con serigrafía

La serigrafía es una interesante técnica en la cual puedes estampar o pintar telas con un método sencillo de realizar. Si tienes alguna camiseta manchada o ligeramente gastada que está en buen estado, puedes utilizar la serigrafía para renovarla y redecorarla.

Si no estás seguro porque tiene manchas, siempre puedes darle pequeños toques de pintura que se vean intencionales pero no dejen ver la macha.

Posterior a tapar esta mancha, puedes hacer un diseño con serigrafía que resalte por encima de la camisa con pintura y hacer que se vea espectacular.

Los resultados de pintar y estampar camisas con serigrafía son excelentes. Al utilizar esta técnica para renovar camisas que estén destinadas para reciclaje, es como crear una camisa completamente nueva, especialmente si es una prenda en muy buen estado.

6. Alfombras para la habitación a partir de toallas viejas

Si necesitas una alfombra nueva para tu habitación, quizás no tienes que ver mucho más allá de las tollas viejas que tienes tiempo considerando reciclar. Para esta manualidad con telas viejas sólo necesitarás las toallas, hilo, aguja, tijera y alfileres.

Lo primero que debes hacer es cortar todas las tollas en tiras con 15 cm de ancho, luego de esto, debes hacer grupos de 3 tiras, por lo que es importante que el total de tiras sea un múltiplo de 3. Puedes escoger tiras del mismo color de toalla o con varios colores en simultáneo.

reciclar telas
reciclar telas

Una vez tengas las tres piezas, coloca cada una sobre la otra y dóblala entre tres hacia adentro, como si se tratara de un tríptico.

Estos dobleces ayudarán a crear un hilo más delgado y grueso al mismo tiempo. Al principio, une únicamente las puntas, sin embargo, haz los dobles en tres con cada una de las tiras.

Posteriormente, debes hacer una trenza clásica de tres hilos con cada una de las telas.

Cuando estés acabándote cada una de las telas, simplemente cósele la siguiente tela que desees a cada hilo grueso de paño y sigue el proceso.

Cuando tengas la trenza completa, simplemente empieza a hacer una espiral con estos hilos trenzados, cociendo las distintas partes entre sí para formar la alfombra circular.

7. Cestas para maquillaje y otros accesorios a partir de todo tipo de prendas

Una aplicación interesante y poco común, es convertir prendas como camisas, sweaters, entre otros, en cestas de maquillaje. Para este proceso puedes utilizar una aguja de ganchillo o inclusive utilizar una técnica similar, pero con las manos.

Para la cesta puedes utilizar trapillo, que es una tela reciclada o inclusive puedes cortar las prendas en tiras largas y realizar el proceso por ti mismo. Es importante que en las uniones entre prendas puedas coserlas para que se vuelva una sola hilera de hilo o trapillo.

La idea para esta cesta es similar a las cestas que se realizan con la técnica de crochet.

Inicias en la base inferior en donde queda el pequeño agujero del inicio y luego vas cociendo radialmente. En el proceso, deberás cambiar el tipo de costura para crear la base y los lados, también recuerda hacer unas pequeñas asas para tener por dónde agarrar la cesta.

8. Convertir una camisa de vestir en un short

Algo poco común y que es una gran idea, es convertir camisas de vestir en shorts. Para esto es necesario tener una buena máquina de coser y algún modelo de short que puedas utilizar. Con esto a la mano, puedes elegir la mejor camisa que desees convertir en un lindo short para salir.

Si escoges camisas que tienen buen material y combinan bien, puedes crear excelentes shorts que harán una perfecta combinación con todo tipo de prendas.

Luego de tener el short listo, recuerda utilizar los retazos sobrantes para el canal de la correa, agregar bolsillos y colocar todos los accesorios en su lugar.

9. Reciclar varias prendas y convertirlas en una sola

Una moda un poco extravagante pero muy interesante es convertir varias prendas en una sola.

Para realizar esto, es muy importante tener buenas habilidades de costura y contar con varias prendas que tengan telas similares o al menos que las telas hagan una buena combinación al juntarlas.

Si tienes varias prendas para reciclar con estas condiciones, podrás crear todo tipo de opciones interesantes.

Lo mejor es que si tienes prendas que tienen daños en una manga, el pecho de la camisa u otra parte, siempre puedes reemplazarlas por el equivalente en la otra prenda y así eliminar el daño.

10.  Cobijas y edredones a partir de ropa reciclada

Una idea increíble a la hora de renovar ropa reciclada es crear edredones rellenos con ropa vieja.

Para ello necesitarás una máquina de coser o aguja, hilo y mucha paciencia. Puedes comprar el relleno para el edredón o mejor aún, fabricarlo tú mismo con prendas en mal estado.

planta reciclaje
planta reciclaje

Lo primero que te recomendamos es lavar toda la ropa antes de iniciar el proceso, preferiblemente utilizando suavizante y cualquier producto que mejore el estado de la tela. Ya con la tela en perfectas condiciones de limpieza, procedemos a elaborar el edredón.

Inicia separando las prendas que sean más suaves y calientes, para que logres hacer un edredón que se sienta bien al tacto al mismo tiempo que te calienta lo suficiente.

Una vez tienes una cantidad de prendas considerables y estas forman el doble de la distancia que necesitas para tu edredón.

Para hacer el edredón, puede que también desees cortar las camisas viejas en tiras y trozos pequeños, inclusive puedes pesarlos para dividirlos en partes iguales.

Al dividir el relleno, será mejor que realices pequeños compartimientos a lo largo del edredón.

Si haces las secciones en el edredón, podrás colocar varios bolsillos de relleno y esto será mucho mejor que colocar el relleno sin divisiones.

Una vez vayas rellenando cada bolsillo o sección, podrás ver tu progreso e inclusive probarlo para saber cómo se siente. Cuando has logrado completar el edredón, podrás disfrutar de una opción perfecta contra el frío y sin necesidad de gastar grandes cantidades de dinero.

María J. Giménez López

Amante de la naturaleza y del cuidado medioambiental. Licenciada en Ciencias Ambientales, Máster en Biotecnología avanzada y Doctora en Recursos naturales y Medio Ambiente por la Universidad de Sevilla.

Deja un comentario