Reciclar ropa

Las personas comienzan a comprender la importancia de cuidar el medio ambiente. Reciclar ropa es una excelente forma de colaborar.

Te contaremos todo sobre el milagro del upcycling, una tendencia de internet para reciclar cualquier producto hasta volverlo nuevamente útil.

Al fin, puedes darle una oportunidad a esa ropa del fondo de armario. No importa que tenga agujeros o que sea demasiado pequeña para ponértela.

reciclar ropa
reciclar ropa

Para reutilizar ropa no es necesario tomar las mejores prendas. Se trata de experimentar, crear nuevos outfits o artículos que puedan ser de utilidad.

Por supuesto, son admitidas invenciones impresionantes, como hacer una cama para mascotas.

Trabajar para reciclar ropa tiene beneficios: obtienes prendas/objetos útiles, mientras ahorras el dinero que hubieras gastado de haberlo comprado nuevo.

Puedes recoger los calcetines más gastados para convertirlos en juguetes de mascotas. Toma un jersey y quítale las mangas para obtener un par de guantes sin dedos. No tienes límite de creación, especialmente si manipulas con destreza la aguja.

Al reciclar por tu cuenta, puedes buscar diseños en la web para experimentar. Si ya conoces qué calidad tiene la tela, solo te queda diseñar la idea correctamente para llevarla a cabo.

Deja de tirar a la basura las prendas de ropa que no usas. Ahora te sobrarán ideas para darles uso.

Entérate de los trucos para reciclar ropa sugerida para ti. Sigue leyendo!!

Indice

Ideas para reciclar ropa

Cuando compras una prenda de vestir, adquieres un objeto que genera un fuerte impacto en el medio ambiente por su proceso de fabricación.

Todo el trabajo necesario para crear un producto de material textil, requiere un arduo proceso contaminante hacia la tierra. Ese mismo protocolo es aplicado en cada vestido, falda, camisa y otros, repitiéndose constantemente.

Al comprar, considera qué uso le darás realmente a las prendas. Cuando solo compras por tener más, estás alimentando la demanda del producto.

Luego fomentas a empresas el trabajar con ese material y continuar un círculo constante de contaminación. Detén patrones como este al consumir solo cuando necesites, pero reciclando todo lo que ya no sirve.

Atrévete a hacer varias cosas a la vez: ahorrar dinero, volver activa tu imaginación y colaborar con el medio ambiente a través de reciclar.

Existe el mercado de segunda mano, del que seguro habrás oído alguna vez. Puedes visitarlo y adquirir prendas de bajo costo, así mejorarlas a partir de tus ideas para reciclar ropa. Como ya verás en estas propuestas, es posible crear cualquier artículo incluso de una camisa cualquiera.

Aplica la cultura del DIY en tu vida, consiste en hacer todo por tu cuenta. Usa las tijeras, aguja e hilo para renovar ropa y conseguir accesorios mejores que los anteriores. Crea artículos únicos para quedártelos o regalarlos.

¡Observa más de 15 sugerencias que nacen de distintas prendas! Puedes crearlo mientras tengas entusiasmo.

1. Personaliza tu ropa reciclada

Si fueras un experimentado costurero, definitivamente conseguirías un mejor resultado en esta idea. Sin embargo, nos basaremos en alguien que necesite pasos sencillos para seguirlos.

La personalización de ropa va desde cosas simples como cambiarle botones a una camisa, hasta reciclar vaqueros haciéndoles dibujos o bordados. Aunque parezca más sencillo mandarlo a hacer, sin duda es más divertido aprender por ti mismo.

¿Coser no es tu fuerte? Prueba con la moda de los 60s, cuando el movimiento punk dictaba usar flecos y pintar con restos de alimentos tu ropa. Los vaqueros grandes tienen un estilo especial que les impide pasar de moda, haciéndote lucir trendy.

Algunos tipos de pantalones suelen desgastarse en la zona de rodillas, esa es tu señal para probar algo nuevo abriéndoles un par de agujeros.

No importa qué tipo de ropa sea, puedes experimentar con distintos accesorios y reciclarla. Prueba con lazos, parches, entre otras ideas para conservar el atractivo de la prenda.

2. Crea parches originales

Esta idea es maravillosa para usar cualquier mínimo trocito de tela que tengas tirado por ahí. Tienes la opción de reciclar ropa vieja al repararla con parches, colocándolos en zonas con agujeros.

Dependiendo el patrón de la prenda original, lucirá muy original y colorido. Un detalle bastante usado para destacar los parches en la ropa, es coserlos en los codos de las camisas de manga larga. No son necesarios colores llamativos, algo en combinación con la misma prenda quedará perfecto.

Intenta personalizar aún más la prenda al crearla desde cero. Toma cualquier camisa, falda u otras piezas y corta los cuadros del mismo tamaño (si te sientes muy atrevido, puedes hacerlo de distintos tamaños).

Prosigue tomando aguja e hilo para coser los parches entre sí, después de tener elegido un patrón a seguir.

3. Pasa de jeans a shorts

Ya vistos los pequeños detalles anteriores, podemos pasar a algo más versátil y grande sin perder la sencillez. En esta sugerencia, debes conservar esa forma que ya tienen los jeans.

Usualmente los pantalones se desgastan con rapidez en zonas como rodillas, dobladillo inferior o cara interna de los muslos. Para darles una segunda oportunidad aplicaremos una famosa técnica de Do It Yourself designada a reciclar pantalones.

reciclar ropa
reciclar ropa

Coge unas tijeras, puedes cortar hasta el límite desgastado o imponer uno nuevo. Tú eliges si darle un toque extra con otro distintivo personal como bordado, parche e incluso tiñendo la prenda.

Es la manera perfecta de reciclar los pantalones, especialmente en verano. Pasa de jeans a shorts sin problema.

4. Obtén un top o croptop de una camiseta, jersey o camisa

Llena los días soleados con color y prendas renovadas por lucir. Para crear un top o croptop realmente funciona cualquier prenda incluidas las faldas. Comienza tomándote las medidas para evaluar la camiseta, jersey o camisa.

Para obtener la prenda final, debes buscar un patrón en específico (hay un millón de opciones: trenzado en la espalda, con tiras en hombros, strapless, tiras cruzadas adelante).

En cualquier caso, tendrás que aplicar el hilo y aguja para unir las piezas. Aunque puedes obtener tanto un croptop como un simple top, fabricarlo en las medidas adecuadas es importante si no quieres ningún accidente en la calle.

5. Convierte un vestido sin uso en una falda fantástica

Los vestidos suelen ser desechados por distintos motivos: desgaste, manchas, ya no es tu talla o resulta imposible repararles el cierre.

A pesar de los problemas en la parte superior, el borde del vestido se conservaba asombrosamente. Si tienes la falda de tu vestido en buen estado, esa será la tela que usaremos. Salva el borde de la preciosa prenda con buenos recuerdos al convertirlo en una falda.

reciclar ropa
reciclar ropa

Corta todo el trozo de falda. Dependiendo el material de la tela, podrías añadir un cierre o bien un elástico para colocártela fácilmente.

Añade bordados, una abertura para enseñar parte de la pierna, entre otros detalles de personalización. Aunque algunos modelos de faldas pasan de moda, siempre acaban volviendo.

Puedes probar un modelo estilo cheerleader o ceñida, solo convierte un vestido sin uso en una falda fantástica en pocos pasos.

6. Vestido infantil con camisa grande

Las camisas de hombre son una pieza infaltable en cualquier armario aunque sean de algún pariente, amigo o adquisición propia.

Son una prenda de notable tamaño, versátil para algunos outfits en el caso de chicas o un pijama improvisado. ¿Qué podemos hacer cuando nuestra camisa se estropea? Un vestido infantil con camisa grande es la solución a una segunda oportunidad.

Indaga en la web en búsqueda de un patrón para tu vestido. Si ya lo tienes en mente, solo queda poner manos a la obra. Será necesario deshacerte del sobrante de tela de la camisa en cualquier caso, pero siempre puedes utilizarlos en otras ideas.

Puedes reciclar camisas completamente al hacer lazos, bolsillos y otros adornos para añadir a la nueva prenda.

7. Reciclar ropa para elabora peluches

Se trata de una idea extremadamente llamativa si tienes niños o mascotas en casa, a pesar de exigir mayor habilidad dando puntadas con la aguja.

Puedes reutilizar hasta los retazos de tela más pequeños para perfeccionar tu diseño. Estas son algunas ideas para crear: ropa para muñecas, peluches, muñecos o títeres.

Juega con la apariencia que vas a darle y prueba a rellenarlo con otros pedazos de tela más pequeños. No olvides colocarle un par de ojos al elaborar peluches.

8. Trapos de cocina

Probablemente es el tipo de reciclaje que es visible en cualquier casa, pues los trapos de cocina son una manera sencilla de reciclar hasta la última camisa.

No obstante es mejor reutilizar tela con material absorbente y delicado (algodón), así evitas rayar cristales u otros artículos durante la limpieza.

Puedes reciclar camisetas viejas sin problema, la mayoría son fabricadas con material de algodón. Tú decides de qué tamaño deseas cortarlo.

9. Crea un papel de regalo

Algunas tiendas online juegan actualmente con presentaciones de tela en sus paquetes. La persona crea un papel de regalo y añade hojas, sellos, entre otros detalles.

Puedes usar esa moda a favor, utilizando especialmente telas con estampados que resulten más llamativas. No es realmente un trabajo pesado, a menos que desees darle puntadas al borde para desaparecer la apariencia deshilachada de la tela después de cortada. Puedes ser creativo y cortarlo con la forma que desees.

Un detalle más sutil que puedes aplicar, es cortar los bordes con tijeras de figuras. Para cerrarlo, colocas el artículo a regalar en el centro y recoges las puntas de la tela hasta llevarlas hacia arriba, terminas al hacer un moño con una cinta (juega con el contraste entre tela y cinta del moño).

Llevar a cabo esta idea tiene mejor efectividad cuando la tela sale de una prenda grande como son vestidos y otros, aunque también influye el tamaño del regalo.

Si el regalo es para algún amigo, pareja o familiar puedes hacerlo aún más especial al elegir la tela adecuada. Recicla ese vestido de la primera cita que ya no usas, un pañuelo de cuando se conocieron o una camisa que sea capaz de rememorar un lindo recuerdo cuando entregues el presente.

10. Consigue tu propio furoshiki o bolsa de compra grande

Conocido entre los japoneses como furoshiki, trata de un trozo de tela con forma cuadrada. Es utilizado para envolver paquetes o cosas, además de transportarlas.

Personas ajenas a la cultura podrían llamarle «bolsa de mano». Puedes usarlo para llevar pan, botellas de vino, solo llevar regalos o como bolsa de compra.

Es una manera moderna de reutilizar cualquier material textil, especialmente reciclar camisetas resistentes al peso.

Consigue tu propio furoshiki. Si prefieres una versión más grande y con asas, puedes obtener una bolsa de compras ecológica hecha por ti mismo.

Para conseguirla, necesitas usar un material distinto al furoshiki pero con más resistencia, vaqueros para bolsos (debes sacar tanto bolsa como asas) son perfectos. Antes de utilizarla debes reforzar su parte inferior.

11. Crea un delantal de cocina o porta herramientas

Cuando trabajas en la cocina necesitas un delantal para evitar mancharte. Sin embargo, no es el único lugar al que debes llevar uno.

Puedes reciclar tejanos y crear el accesorio perfecto para llevar las herramientas mientras trabajas. Prueba a añadirle un par de bolsillos resistentes al trabajo final. Sigue las instrucciones para crear un delantal.

Elige la camisa más grande de la ropa separada para reciclaje. Recoge las tijeras y desprende las mangas mientras preservas el cuello intacto.

Corta la espalda de la camisa para sacar dos tiras largas de allí. Finaliza al dar un par de puntadas bien resistentes a cada lado del delantal para unir las tiras, facilitando el amarre del delantal de cocina o herramientas en la cintura.

En el caso de los vaqueros, debes cortarlo en cuadrados del mismo tamaño para unirlos y crear la parte frontal del delantal.

Prosigue haciendo tres largas tiras: una para cuello y dos para los costados. Prosigue al unirlas con fuerza a la prenda ya hecha, dejándola lista para usar.

12. Puff con súper relleno acolchado

¿Estabas buscando una forma de reciclar todo el bulto de ropa abandonado a la vez? Crea un puff con súper relleno acolchado.

reciclar ropa
reciclar ropa

Los asientos cómodos cada vez son más versátiles, convirtiendo hasta un par de sillas en sofás improvisados al forrarlos. Sin embargo, aquí nos basaremos en ese asiento sin forma que puedes usar desde cualquier ángulo. Logra conseguir tu propio puff hecho en casa al tomar una sábana vieja y aplicar aguja e hilo.

Puedes usar esa ropa que definitivamente ya no tiene segundas oportunidades. Acomoda la sábana alineando sus puntas para comenzar a coser, dejando un hueco para darle la vuelta y meter todo el relleno seleccionado. Terminas cuando lo amoldas a tu manera.

13. Funda de almohada y cojín

Prendas de manga corta consiguen dar un toque particular a este método para crear fundas de almohada y cojín.

Primero debes elegir las prendas más suaves para reciclar, prosiguiendo al unir tanto cuello como mangas con la aguja.

Tan simple como lo lees, solo le das la vuelta para meter la respectiva almohada o cojín dentro. Puedes aplicarlo en ambas fundas, aunque existe otra manera con camisas de botones que luce mejor en los cojines.

En fundas para cojín con este tipo de camisas, pero que llevan botones, el proceso es más cuidadoso. Debes medir el cojín para cortar y coser correctamente la camisa. Puedes dejar los botones atrás, destinados únicamente a desabrochar o abrochar cuando requiera lavado el cojín.

Por otro lado, tienes la posibilidad de usarlos como decoración, acomodándolos de frente en el sofá. Los botones permiten que puedas usarlo sin cojín dentro, añadiendo solo relleno.

14. Reciclar ropa para tapizar muebles

Una idea maravillosa para mantener los espacios de tu casa a la moda: tapiza muebles para reciclar la ropa de buena tela pero que ya no usas.

Al seguir está sugerencia, logras mantener la belleza siempre presente en tu hogar mientras alargas la vida útil de los objetos. Una vez que aprendas a cómo hacerlo, puedes cambiar el diseño cuantas veces quieras. Combina colores y juega con patrones.

15. Baberos para los pequeños

Nuevamente, un material absorbente y de algodón será el indicado para crear estos baberos para los pequeños.

Recuerda la tarea que desempeña el babero diariamente: ser esa prenda capaz de ensuciarse y lavarse mil veces. Para hacerlo, puedes elegir camisas lo suficiente largas para cubrir al bebé en su posición sentado.

Este patrón es más sencillo de dibujar, requiere crear solo la parte frontal del accesorio con un par de tiras sobrantes para sujetarlo al cuello. Puedes añadir unos pedacitos de velcro a esas tiras, así resulta más sencillo ponerlo y quitarlo que realizar un nudo incómodo para el pequeño.

16. Cortinas de apariencia bohemia

Aquí puedes usar un patrón distinto. Prueba con trozos de tela largos o también cuadrados cortos para unirlos con aguja. Cualquiera que decidas, será un diseño totalmente original para tus cortinas de apariencia bohemia.

Puedes elegir una armonía en los colores si prefieres algo combinado, crea escalas monocromáticas o une tonos escandalosos que resalten en la estancia. Consigue el tamaño correcto al medir las cortinas actuales en tu casa.

17. Guantes de cocina

Los calcetines sí tienen vida después de sufrir desperfectos, aunque no para brindar calor a los pies.

Recolecta los calcetines perdidos (sin pareja), aquellos que guardaste en un cajón porque no te gustaban o esos con más agujeros que un queso.

Todos tienen salvación con esta idea de guantes de cocina. Solo ten presente la importancia del hilo y aguja para completar el proceso de forma satisfactoria.

Crea guantes improvisados una vez tengas los agujeros cerrados. Los calcetines con varias capas, de apariencia gruesa, sirven mejor para esta idea.

Siempre puedes apilar varios calcetines en tus manos para usarlos como guantes, en caso de que sean de material delgado o con agujeros en exceso.

Es una manera perfecta para reciclar calcetines y tener un nuevo accesorio de cocina. También puedes hacerlo con ropa tejana, queda igual de bien.

reciclar ropa
reciclar ropa

18. Banderines de tela

Esta idea de ropa reciclada, no es tan convencional como los anteriores, donde obtenías un top de una falda.

Aquí puedes reutilizar cualquier prenda, aunque no de manera habitual. Decora fiestas con estos banderines de tela y aprovecha los patrones de camisas o faldas viejas.

Escoge los colores junto a los diseños más bonitos, tú decides si hacerles combinar con la decoración restante o resaltarlos.

Para cortarlos usa un patrón de triángulo, cuadrado con triángulo en el centro, corazones, algún diseño de silueta sea de animal o personas, entre otras ideas.

Si eres lo suficiente creativo, puedes complementar los banderines con otras ideas en el fondo. Crea un escenario espectacular para selfies y fotos en grupo.

19. Pantuflas de andar por casa

Fabrica unas pantuflas de andar por casa con el jersey más esponjoso que puedas reciclar.

Indistintamente de cuál sea la razón para no volver a ponértelo, su material grueso puede brindarte un soporte acolchado para desplazarte por tu hogar.

Usa una cinta métrica para tomar la medida de tus pies, decide si las prefieres grandes o justas. Antes de comenzar a marcar y cortar, busca en internet un patrón bien detallado.

Tienes diseños tradicionales, algunas más coquetas con detalles (como flores o lacitos), pero siempre es fundamental tener una idea clara para marcar la tela. A la hora de dar puntadas, procura que sean fuertes para crear un artículo duradero.

20. Mordedores y juguetes para perro

Toallas, camisas, vaqueros o calcetines son algunas de las prendas para reciclar que puedes convertir en mordedores y juguetes para perro.

A nuestros amigos peludos les basta con un mordedor fabricado en cualquier material resistente para tirar con sus dientes.

No obstante, si te sientes más creativo, prueba haciéndoles pequeños peluches u otro tipo de juguetes.

21. Guantes sin dedos

Dale un toque particular a tu outfit al incluir los guantes sin dedos. Son más usados en invierno, cuando puedes colocártelos para utilizar el móvil sin problema.

Ya no necesitas esperar a que estén de temporada en las tiendas para comprarlos, fabrícalos de manera fácil al reciclar ropa. Toma mangas de cualquier prenda suave como jerseys o camisas y córtalas para adecuarlas a tus extremidades.

Prueba agregando algún bordado o dejándolos tal cual, están listos para usar.

22. Edredón patchwork

Invéntate cualquier combinación para aplicarla en este edredón patchwork. Similar a la idea de las cortinas, este edredón es hecho con ropa reciclada.

Puedes crear un motivo de colores o diseños, usar logos y combinar estampados de camisetas viejas. Recurre a la «caja de recuerdos» para coser prendas imposibles de tirar por su valor sentimental.

Si ya demostramos la utilidad en el reciclaje de los calcetines más rotos del mundo, en definitiva este edredón muy caliente será pan comido.

23. Cama de mascotas

Lo consideramos una idea innovadora siempre que esté bien ejecutada. Puedes recoger como materia prima toda esa ropa suavecita, camisas y demás, para fabricar una mullida cama de mascotas.

reciclar ropa
reciclar ropa

Especialmente los perros y gatos disfrutan mucho este placer, adoran dormir en una cama tanto suave como acolchada en extremo. Demuéstrales un poco de amor a tus animalitos en casa al tomar la ropa y reciclarla de esta manera.

24. Pañuelo para cuello o bandana de cabello

Saca un pañuelo para cuello o bandana de cabello de un trozo de tela similar al Furoshiki.

Cuando cortas un cuadrado en la tela, este tiene una infinidad de usos más que para transportar o guardar elementos. Sin embargo influye mucho el material que uses, aunque la forma siempre debe permanecer cuadrada (es lo que brinda la versatilidad de usos).

Colócalo cuando te hagas algún peinado recogido en el cabello, simulando un pañuelo arriba estilo bandana o lazo.

Si te realizas una cola de caballo, puedes rodear la goma encargada de sujetarte el cabello con el pañuelo y así dejar caer sus extremos con los mechones.

Como accesorio de cuello puedes hacer un par de nudos (parecido a los usados por las azafatas) o bien utilizar un pin de aguja para sujetarlo.

25. Reciclar ropa para animales

No puedes beneficiarte solo tú al reciclar ropa, tu mascota también debe obtener algunas ventajas adicionales a una buena cama y juguetes.

Cede un poco del buen estilo que te caracteriza al vestir y recicla algo de tu ropa para hacerle prendas propias al perro o gato. Debes trabajar como si se tratara de una persona más: toma las medidas adecuadas del animalito.

Recicla cualquier tela de esta manera: crea una capa, vestido, chaqueta, camisa, entre otros.

Si quieres hacer algo simple, puedes tomar un par de vaqueros y cortar alguna sección de la pierna (dependiendo qué tan grande es tu perro). Prosigues abriendo pequeños huecos para sus extremidades así finalizar.

Sin duda es una idea simple para crear ropa para animales, puedes añadirle cuanto accesorio se te ocurra para hacerla más divertida.

26. Organizador de pared reciclable

Sean pantalones tejanos muy viejos o pantalones que desees tirar por mal estado, puedes darles un nuevo uso al reciclarlos.

Crea adornos llamativos a partir de la tela en buen estado que sobra del vaquero gastado. Los organizadores de pared son versátiles en cualquier estancia y sumamente útiles. Para hacerlos debes recolectar bolsillos traseros de distintos pantalones.

Inicia al tomar una larga tira, puedes sacarla de la misma pierna del pantalón. Sigue al coser cada bolsillo a la tira con puntadas duras, deben estar uno ubicado debajo del otro.

Si te parece que está muy simple, agrega bordados, pintura o cualquier detalle de personalización a tu nuevo organizador de pared reciclable.

27. Reciclar ropa para hacer accesorios

Mientras tengas la imaginación suficiente, cualquier prenda puede convertirse en un accesorio complementario en tu día a día.

Fabrica tus propios brazaletes al cortar tiras de camisetas o faldas, consigue collares a partir de trozos de encaje.

Actualmente se popularizó un estilo de vestimenta basado en la ropa de otros influencers, donde impulsan a reciclar las cintas de zapato como cinturones.

28. Manteles o posa vasos

Protege y decora la superficie de tus mesitas al reciclar ropa para hacer tus propios manteles o posa vasos.

Extrae tu tela favorita de jerseys, camisetas o tejanos, dependiendo el contraste de textura y color que te apetezca lucir en la estancia.

Puedes darles la forma que prefieras como círculos, cuadrados, entre otras.

29. Bufandas y calentador de pierna

Las bufandas se encuentran presentes en cualquier día del año para complementar vestuarios, a pesar de ser el accesorio necesario en las semanas de invierno y frío constante.

Por otro lado, el calentador de pierna funciona tanto para hacer ejercicios como para ayudarte a mantener el calor, aun cuando el clima amenaza con llegar hasta tus huesos.

Para obtener cualquiera de estas prendas, necesitas reciclar un jersey con buena lana. Usa las tijeras y otorga un par de puntadas con la aguja e hilo para reforzar bordes.

Si coses de forma correcta, puedes evitar que la prenda se deshilache con el tiempo.

30. Forro de lámpara

Algunas lámparas tienen una tulipa forrada de tela traslúcida para difuminar la luz. Puedes quitar ese material y crear un nuevo forro de lámpara con el material textil de camisas.

Busca la tela más delgada para reciclarla. No necesitas armar piezas complicadas, a menos que desees cortar cuadros hasta crear un patrón.

reciclar ropa
reciclar ropa

Elige un vestido, camisa, falda o cualquier estampado que te apetezca combinar con la estancia donde la ubiques.

¿Por qué es importante reciclar ropa?

Podrías pensar que el reciclaje no beneficia a nadie además de a ti mismo con las cosas que inventas. Sin embargo cuando recoges los objetos de tu casa que ya no usas y les das nuevo propósito, evitas contaminar el medio ambiente.

Si consigues maneras adecuadas de convertir artículos desechables en útiles nuevamente, motivas a otras personas para hacer lo mismo.

Un método tradicional para reciclar ropa es hacerla llegar al mercado de segunda mano, aunque por una u otra razón podemos tener prendas que no conseguirían acabar allí de tan desgastadas.

Consigue darle una segunda oportunidad a todas las prendas viejas al trabajar en ellas. Ahorra dinero usando tus propias manos, tijeras e invirtiendo un poco de tiempo. ¿Puedes imaginar la mejora en el impacto ambiental si todos reciclaran su ropa?

Anímate a seguir con este estilo de vida upcycling al conocer por qué es importante reciclar ropa. Estas son algunas razones ecológicas para evitar consumir más material textil del necesario, básicamente todo aquello que no te cuentan de las empresas fabricantes.

1. Reducción de los gases liberados a la atmósfera

Para crear ropa las fábricas realizan un proceso desde cero, buscando preparar el material textil. Garantizan un resultado de calidad si el proceso es completado, para ello emplean máquinas que generan gases con capacidad de efecto invernadero.

Al comprar exclusivamente por necesidad, contribuyes a la reducción de los gases liberados a la atmósfera. Dichos gases son culpables del calentamiento global.

2. Ayudas a reducir verter aguas residuales contaminantes

Aunque la gran cantidad de gases ya son una suficiente razón para detener la producción, estas fábricas arrojan una cantidad de desechos impresionante.

Las aguas residuales son un desecho habitual en la naturaleza, pues las fábricas no suelen seleccionar un lugar apropiado para deshacerse de ellos.

Al ser tirados en zonas verdes hacen menos accesibles puntos como ríos, donde el material tóxico continúa repartiéndose en otros lugares.

Las fábricas cuentan con un alto consumo de agua, incrementando aún más la cantidad desperdiciada en las prendas que fabrican.

Este es un ejemplo de cómo ayudas al bajo porcentaje de aguas residuales contaminantes: si no existiera tanta demanda de ropa, las empresas dejarían de producir cantidades grandes para cumplir algún número, lo que implica una mejora en varios aspectos del medio ambiente.

3. Aportas a disminuir la producción de textiles en exceso

En la actualidad adquirir ropa se convirtió en un capricho, ya que las personas compran por tener y no por usar, lo que afecta la demanda-producción en las fábricas.

Cuando compras exclusivamente ante una necesidad, aportas a disminuir la cultivación o producción de textiles en exceso con un bajo porcentaje de cultivos como algodón, lino, cáñamo, entre otros.

Al momento de extraer lana u otras pieles de animales, las fábricas no lo hacen utilizando caricias o jugando un poco con ellos.

Muchos animalitos son maltratados, no son alimentados e incluso hacen alteraciones genéticas en ellos para lograr extraer mejor material.

4. Limitación al usar fertilizantes u otras sustancias químicas

Durante la cultivación en los campos de lino, algodón, cáñamo y otros materiales, fueron utilizadas sustancias químicas para potenciar el suelo al máximo.

Para conseguir crear un material duradero son necesarios los fertilizantes o insecticidas, además de varias sustancias químicas más.

La limitación al usar fertilizantes o sustancias químicas ocurre con el mismo motivo de siempre: oferta-demanda. Ahora sabes que la respuesta es sí: reciclar ropa es definitivamente gran ayuda.

María J. Giménez López

Amante de la naturaleza y del cuidado medioambiental. Licenciada en Ciencias Ambientales, Máster en Biotecnología avanzada y Doctora en Recursos naturales y Medio Ambiente por la Universidad de Sevilla.

Deja un comentario