Reciclar radiografías

Reciclar radiografías es de vital importancia dado que contienen ciertos materiales tóxicos que dañan el medioambiente.

Para muchos se hace bastante común conservar por largo tiempo las radiografías para tener un respaldo de sus historias médicas. Pero resulta que cuando este tipo de material es desechado así sin más, puede causar un terrible impacto ambiental.

reciclar radiografias
reciclar radiografías

Afortunadamente, hoy en día hemos cobrado conciencia sobre los riesgos de tirar las radiografías a los vertederos, pero mejor aún es que existen formas para reciclarlas.

En este artículo vamos a decirte cómo puedes reciclar radiografías que tengas en casa. Ya, sin más preámbulos, empecemos.

¿Qué tipo de residuos son las radiografías?

Antes de poder explicar cómo se pueden reciclar radiografías es indispensable saber qué tipo de residuos son.

En principio, las radiografías son una especie de fotografía muy especial, ya que permite observar el interior de un objeto, en este caso partes del cuerpo.

Esto es posible porque las placas para radiografía están hechas en plástico recubierto con una serie de compuestos metálicos que reaccionan con los rayos X. Si las mantenemos en casa bien resguardadas no tenemos ningún riesgo.

Pero si se exponen a los elementos, en especial el agua y el sol, rápidamente compuestos sumamente tóxicos son liberados. De estos, las sales de plata representan el mayor peligro, ya que son capaces de contaminar el suelo, el agua superficial y subterránea, así como cultivos. 

Afortunadamente, en la actualidad las radiografías en placas plásticas cada día son menos frecuentes, en especial en España.

Muchos hospitales y centros de estudios radiológicos prefieren mantener la exposición en formato digital. En caso de requerir estas en formato físico con una impresión basta.

¿Cómo reciclar radiografías?

El proceso de reciclaje de las radiografías no es una tarea muy complicada, pero requiere una serie de pasos. Veamos cuáles son estos:

  1. En principio las radiografías deben ser depositadas en espacios particulares, ya sea en contenedores especialmente diseñados para esta función o sitios como hospitales y farmacias. De allí van a centros especializados para su reciclaje.
  2. El siguiente paso es la evaluación de su estado para luego cortar las radiografías en pedazos pequeños. En algunos casos las radiografías son molidas.
  3. Los trozos de las radiografías son introducidos en contenedores con forma de cestas para luego ser tratadas en unas lavadoras que permiten un centrifugado. De este modo se comienzan a extraer los diversos compuestos de interés.
  4. El siguiente paso es pasar estos trozos por una serie de baños químicos que van reaccionando con diversos componentes de manera bastante específica.
  5. Concluidos los diferentes lavados, queda el plástico, este es un tereftalato de polietileno, conocido como PET. Este tipo de material puede ser reciclado sin problemas y ser usado en un sinfín de productos.
  6. Entre tanto los lavados contienen una solución saturada con plata. Esta ingresa a un proceso de recuperación para ser reutilizada industrialmente.

¿Dónde se reciclan las radiografías en Madrid?

Si tienes radiografías viejas que desees tirar lo primero que debes saber es que NO debes colocarlas en el contenedor amarillo. Si bien estas láminas son de plástico los metales pesados que contiene no las hacen aptas para que estén con otros productos plásticos.

reciclar radiografias
reciclar radiografías

En España, particularmente en Madrid, existen diversas opciones dónde poder tirar las radiografías para que sean debidamente recicladas. Estos son:

1. Puntos limpios o verdes

Esta estrategia en el reciclaje consiste en unos espacios especialmente habilitados para recibir diversos materiales para su adecuado proceso de reciclaje.

En ellos podrás encontrar diversos contenedores, además de que cuentan con personal capacitado que podrá resolver tus dudas.

En Madrid cuentas con varias alternativas de puntos limpios tales como los fijos, los mini puntos limpios y los puntos móviles.

2. Farmacias

Algunas farmacias cuentan con depósitos especializados para la recepción de las radiografías, dado el hecho de que cuentan con contenedores destinados para estos fines. Cuando estos contenedores están llenos son enviados a los centros de reciclaje.

3. Centros de salud

Muchos centros de salud en España, como los hospitales y las clínicas cuentan con sus respectivos contenedores para recibir las radiografías y luego poder reciclarlas.

¿Cómo encontrar un punto limpio para tirar las radiografías?

Para facilitar el proceso de reciclar radiografías y de otros materiales, la Organización de Consumidores y Usuarios, la OCU, creo una práctica solución.

A través de su sitio oficial en internet puedes acceder a un buscador en el cual seleccionas la provincia y la población. A continuación, se te mostrarán los diferentes puntos limpios a los que tienes acceso.

¿Cómo se limpia una radiografía?

Aparte del reciclaje de las radiografías, estas se pueden usar para realizar una gran cantidad de manualidades.

Sin embargo, para que puedas usarlas con completa seguridad es necesario eliminar la capa negruzca que las recubre. Para hacerlo bien necesitas lo siguiente:

  1. Una taza de lavandina o lejía.
  2. Un recipiente lo suficientemente grande donde hacer el tratamiento de limpieza a la radiografía.
  3. Una esponja.
  4. Guantes y gafas para proteger nuestras manos y ojos de posibles salpicaduras.

Ahora el procedimiento es bastante simple y más si sigues al pie de la letra estos pasos:

  1. Colócate los guantes y las gafas protectoras.
  2. En el recipiente vamos a colocar la radiografía.
  3. Llena el recipiente con la taza de lejía.
  4. Procede con cuidado a pasar la esponja por la radiografía para ir retirando los depósitos de plata. Es preferible hacerlo suavemente para evitar salpicaduras por todos lados y prevenir que se doble el plástico.
  5. Una vez la radiografía esté completamente libre de la capa de plata llegó el momento de remojarla con agua.
  6. Por último, procede a secarla con un paño o toalla de algodón.

Como precaución adicional te recomendamos que hagas este proceso en un lugar con suficiente ventilación para evitar la acumulación e inhalación de los vapores de cloro.

El producto resultante después de este proceso de limpieza es perfecto para hacer lámparas, stencils, tarjetas y un sinfín de manualidades.

María J. Giménez López

Amante de la naturaleza y del cuidado medioambiental. Licenciada en Ciencias Ambientales, Máster en Biotecnología avanzada y Doctora en Recursos naturales y Medio Ambiente por la Universidad de Sevilla.

1 comentario en «Reciclar radiografías»

  1. Un artículo más que necesario porque por desgracia, aún hoy en día mucha gente desconoce que las radiografías contienen materiales tóxicos. Me alegro de que existan lugares específicos a los que llevarlos, en especial los que son tipo farmacias y similar, porque creo que son mucho más accesibles para la ciudadanía. Y también es bueno que en nuestro país contemos con los medios y técnicas necesarias para su correcto reciclado. Gracias por compartir esta información tan importante, un saludo.

    Responder

Deja un comentario