Reciclar muebles

Hoy en día el cuidado al medio ambiente, así como, las alternativas verdes, están en auge y han llegado para quedarse. El reciclaje es una de las principales alternativas para reducir la contaminación, los desechos innecesarios y reutilizar materiales que pueden estar en perfectas condiciones. Uno de los tipos de reciclaje más populares, es reciclar muebles antiguos.

Con el reciclaje de muebles antiguos, podemos reducir la contaminación, la deforestación y otras prácticas muy dañinas para el medio ambiente.

Cómo reciclar muebles
Cómo reciclar muebles

Lo mejor, es que reciclar no es sólo una práctica verde, sino que también trae beneficios económicos, ya que, podemos darle nuevos usos a muebles viejos. Así ahorrarnos dinero en el proceso.

¿En qué consiste el reciclaje de muebles?

El reciclaje de muebles consiste en la reutilización de materiales en buen estado, que se encuentran en los muebles viejos. Existen dos tipos de prácticas que podemos llevar a cabo cuando deseamos reciclar muebles antiguos:

  • Redestinar los muebles.
  • Reparar los muebles.
  • Reciclar los muebles en el Punto verde o Punto Limpio.

Depende de la calidad del mueble, las necesidades de tu hogar y las ideas que tengas en mente, podrás redestinar, reparar o reciclar tus muebles viejos.

A continuación te explicamos en qué consisten cada uno de estos procesos. Sigue leyendo!!

Reutilizar los muebles viejos

La reutilización de los muebles es el proceso de destinar muebles viejos a un nuevo uso.

Esto puede ser muy beneficioso, ya que, puedes coger muebles viejos que no utilizas y darles un uso completamente distinto. Incluso, puedes separar los materiales útiles de los dañados para hacer algo nuevo.

Al reutilizar muebles, puedes separar las piezas de un mueble viejo y hacer repisas o estantes con las maderas.

Cómo reciclar muebles

Otra alternativa para utilizar un mueble viejo es reparar, pintar y retocar las piezas funcionales, para utilizar estos muebles viejos como muebles de cocina, salas de estar, entre otros.

Cuando reutilizas los muebles de esta manera, puedes mejorar el aspecto de tu hogar sin necesidad de gastar mucho dinero.

Lo mejor de esta práctica de reciclaje, es que podrás hacer uso de tu mueble viejo y disminuir los desechos o desperdicios que quizás considerabas botar.

Reparación de muebles

Muchos muebles, especialmente los muebles viejos, tienen materiales de calidad y sólo necesitan un retoque. Puede que estés cansado del color del tapiz de un mueble o este tenga materiales gastados.

Existen varias empresas que se encargan de realizar este proceso de renovación del tapizado, para dejar tu mueble como nuevo o inclusive mejor.

Cómo reciclar muebles
Cómo reciclar muebles

Si quieres hacer el proceso por ti mismo y ahorrarte algo de dinero, hay todo tipo de información interesante sobre renovación de muebles.

Aquí podrás aprender cómo limpiar la madera de un mueble viejo, cómo instalar un tapizado nuevo y lo mejor, es que podrás hacerlo completamente personalizado.

Reciclar los muebles en el Punto Verde o Punto Limpio

En caso dado de que consideres que el mueble está en muy malas condiciones y no puedas repararlo o darle otro uso, siempre puedes reciclarlo en el Punto Verde o Punto Limpio.

Los Puntos Limpios son lugares que están destinados para desechar todo tipo de muebles y mobiliarios que podrían ser demasiado grandes para los contenedores normales.

Existen tres tipos de puntos limpios:

  • Los puntos limpios fijos.
  • Puntos limpios por barrio.
  • Y los puntos limpios móviles.

Cada uno de estos tiene la misma función, sólo que tienen localizaciones distintas y en el caso dado de los móviles, pueden ir a tu hogar a buscar los muebles viejos para que puedas reciclarlos.

Cuál es el proceso y qué se logra con reciclando en el Punto Verde

El proceso de reciclar muebles antiguos en el Punto Limpio es un proceso profesional en el que se utilizan muebles viejos para obtener materiales básicos.

Como la mayoría de los muebles están compuestos de madera, aglomerados y otros materiales, el proceso sigue las siguientes etapas:

  1. Observación del mueble y sus componentes.
  2. Determinación del tipo de materiales y la calidad de estos.
  3. Separación de madera de calidad y otros materiales como vidrio, cristal, tornillos, entre otros.
  4. Trituración de la madera para conseguir la viruta o el aserrín.
  5. Procesado de las virutas y los materiales para los diferentes usos.

Después de que se hayan procesado las distintas partes, cada una va destinada a un uso distinto.

Los vidrios se reciclan y en muchos casos, se pueden crear otro tipo de láminas de vidrio con ellos.

Los tornillos se pueden limpiar y procesar para volver a reutilizar o si es necesario, se funden.

La madera procesada también se le puede dar muchos usos, algunos de los más comunes son los siguientes:

  • Aplicación de virutas de madera en ganadería.
  • Creación de compost.
  • Creación de láminas de madera chapada o tableros aglomerados para la creación de nuevos muebles y usos afines.

¿Por qué reciclar muebles?

Reciclar muebles es un gran beneficio para el medio ambiente y para nuestra economía personal.

Cuando simplemente desechamos un mueble, perdemos el dinero que cuesten los materiales y causamos contaminación involuntaria, debido al procesamiento de los materiales desechados.

Cómo reciclar muebles
Cómo reciclar muebles

Cuando decidimos reciclar muebles antiguos, logramos combatir esto de una forma fácil y ecológica.

Dependiendo del tipo de mueble, existen dos razones muy importantes de por qué el reciclaje es una buena idea. Estas razones son las siguientes.

1. Aprovechamiento de materiales de calidad en muebles viejos

Aunque no nos demos cuenta, los procesos de industrialización muchas veces generan que los muebles de hoy en día sean mucha más económicos, pero esto también se ve reflejado en los materiales.

Muchos muebles contemporáneos utilizan materiales poco densos, ligeros, endebles e inclusive de mala calidad. Este no es el caso en los muebles antiguos que utilizaban materiales de óptima calidad.

Cuando reciclamos un mueble antiguo, podemos reutilizar estos materiales para darles un nuevo uso, ya sea utilizando la madera, tornillos, cristales o inclusive las telas que tienen estos muebles.

En el caso de que algunos de estos materiales hayan pasado su vida útil, siempre podemos renovar las partes del mueble que se han dañado y reutilizar las que siguen manteniendo su calidad.

2. Reducirás la contaminación y ayudarás al medio ambiente

Otra gran razón para reciclar materiales, es reducir la contaminación. Dependiendo del tipo de proceso local que se utilice para procesar la basura, esto puede generar gases de efecto invernadero debido a la quema de estos materiales.

Cuando tiras un mueble indebidamente, colaboras a esta contaminación y estás desechando materiales completamente útiles.

Si crees que tu mueble ya ha pasado su vida útil, puedes simplemente optar por reciclarlo en los Puntos Limpios.

Estos lugares se encargan de procesar adecuadamente hasta los materiales que parecen no tener más vida útil. Crearán láminas de aglomerados y podrán ser utilizados para fabricar muebles nuevos.

¿Qué tipo de muebles deberías reciclar?

Debido a que prácticamente todos los muebles están elaborados con madera o aglomerados, lo ideal es reciclar todos los muebles que desees desechar en tu hogar.

El tipo de reciclaje dependerá de la calidad de los materiales, su vida útil, el estado de los mismos y el uso que puedas querer darles.

Si tu mueble tiene tapicería dañada pero la madera se encuentra en buen estado, puedes simplemente buscar renovar la tapicería. Esto te permitirá tener muebles nuevos por una fracción del precio de un mueble de catálogo.

En caso de que la madera del interior del mueble se encuentre muy afectada, puedes destinar las piezas útiles para algún otro uso. Y reciclar las partes para las cuales no tengas uso alguno.

Esto te permitirá reutilizar parte de los muebles y darles el proceso de reciclado adecuado para que hagas tu parte en proteger el medio ambiente.

¿Qué debes considerar al reciclar un mueble?

Cuando estás considerando desechar un mueble o reciclarlo, es importante que consideres tres aspectos muy importantes: la calidad del material y su vida útil.

A continuación te explicamos en qué tienes que fijarte en cada caso y por qué.

1. Calidad del material

Los muebles antiguos se realizaban con materiales de mucha mejor calidad que los de hoy en día.

Si pudieras ver debajo de la tapicería de estos, te darías cuenta. Por ello, es bastante útil simplemente renovar y reutilizar un mueble antiguo, que cambiarlo por uno completamente nuevo. Lo mejor, es que esta práctica es muy beneficiosa para tu bolsillo.

2. Vida útil del material

Si el material es de calidad pero no quieres cambiar la tapicería, puedes simplemente utilizar los materiales en otra cosa.

Muchos muebles son muy útiles para, a través del bricolaje, crear mesas nuevas, renovar tu cocina, crear nuevos estantes, bibliotecas pequeñas, entre otros.

Esto es posible especialmente en el caso de que el material esté en buen estado, no tenga agujeros y no se esté deshaciendo.

¿Qué hacer si no quieres reutilizar un mueble viejo?

Si quieres deshacerte de algún mueble viejo en particular pero consideras que todavía no está en tan mal estado, lo mejor es simplemente venderlo.

Si no quieres reciclarlo, darle otro uso o renovarlo, esta es la mejor opción y va a ser mucho mejor que simplemente regalarlo.

Cuando vendes un mueble viejo, puedes obtener una fracción del coste, pero esto te ayudará al pago de un nuevo mueble que puedas querer comprar.

Si consideras viable que cambiarle la tapicería hará que sea más fácil de vender y te genere mayores ingresos, también puedes hacer esto.

Muchas personas que están buscando cambiar sus muebles, siempre buscan opciones utilizadas a buen precio. Puedes hacer esto a través de conocido, páginas de ventas de productos usados y similares.

María J. Giménez López

Amante de la naturaleza y del cuidado medioambiental. Licenciada en Ciencias Ambientales, Máster en Biotecnología avanzada y Doctora en Recursos naturales y Medio Ambiente por la Universidad de Sevilla.

Deja un comentario