Reciclar electrónica y electrodomésticos

Siempre buscamos adquirir nuevas tablets, cafeteras, ordenadores y todo tipo de artículos de electrónica así como electrodomésticos. Pero pocas veces pensamos a dónde van a parar los equipos antiguos. Reciclar electrónica y electrodomésticos es muy importante, ya que permite reutilizar todo tipo de componentes básicos para la fabricación de nuevos equipos.

Hoy en día es muy fácil reciclar portátil, cafeteras y todo tipo de equipos electrónicos o electrodomésticos. Para ello están destinados los conocidos como contenedores de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE).

reciclar electrónica y electrodomésticos
reciclar electrónica y electrodomésticos

A continuación te explicamos en qué consiste este tipo de reciclaje y qué puedes hacer para aportar con el correcto reciclaje de este tipo de equipos.

¿Qué es el reciclaje de electrónica y electrodomésticos?

Reciclar electrodomésticos y electrónica consiste en reaprovechar los materiales básicos como vidrio, plástico, aluminio, cobre, entre otros materiales reciclables que se encuentran en estos equipos.

El proceso de reciclar vidrio por sí solo, latas de metal y otros similares, es bastante sencillo, sin embargo, para estos electrónicos es necesario realizar un proceso previo.

La buena noticia, es que la dificultad de este proceso lo toman directamente las plantas de reciclaje y al igual que con cualquier otro material reciclable, tu única labor es llevarlos a los puntos de recolección.

Existen varias formas de hacer el reciclaje de basura electrónica, las más comunes son las siguientes:

  • Depósito de los RAEE para ser llevados a plantas de reciclaje.
  • Donación de los equipos electrónicos y electrodomésticos viejos.

Proceso del reciclaje de electrónica y electrodomésticos en plantas de reciclaje

El proceso de reciclaje de refrigeradores, neveras, microondas, portátiles y otros artículos similares, es relativamente complejo aunque fácil de explicar.

A continuación te comentamos en qué consiste, para que sepas qué es lo que sucede cuando reciclas tus artículos de electrónica y electrodomésticos viejos o dañados.

1. Recolección

El primer paso es la recolección de los RAEE, este es el principal paso en el que tú tienes que participar como ciudadano.

Este paso consiste en la recolección de todos esos productos electrónicos viejos, anticuados o inservibles que pasarán por el proceso de reciclaje electrodomésticos y electrónica.

Para ello, es importante llevarlo a los puntos de recolección adecuados. Lo más común es llevarlo a los Puntos Limpios localizados en distintas regiones de tu ciudad o directamente en las tiendas al adquirir un nuevo artículo electrónico.

En caso de que prefieras otras alternativas, más adelante te comentamos otros lugares de recogida a los que puedes llevar la basura electrónica.

2. Transporte

Luego de que los artículos son depositados en los distintos puntos de recolección de RAEE, estos se llevan a las distintas plantas de reciclaje. Para ello, son colocados en un camión o en otro tipo de vehículo que los transporta con cuidado hasta el lugar de destino.

3. Pesado y categorización de los equipos

Una vez en la planta de reciclaje, toda la basura electrónica es pesada y categorizada según sus materiales. En este caso no se separan los materiales, únicamente se categorizan para que posteriormente se les pueda realizar el proceso adecuado para ser reciclados debidamente.

reciclar electrónica y electrodomésticos
reciclar electrónica y electrodomésticos

4. Separación de componentes y tratamiento previo

Al finalizar la categorización, sigue el primer paso que empieza a otorgar materiales de reciclaje a partir de los RAEE. En las plantas de reciclaje de estos equipos se separan todos los componentes posibles y algunos de ellos que están en su material puro, están listos para ser reciclados tal como están.

Para los materiales que no se pueden reciclar, se les hace un proceso previo en el cual se preparan para procesarse y así obtener los materiales de reciclaje.

Esto surge especialmente con aquellos equipos que están elaborados con una gran cantidad de materiales valiosos como como metales, vidrios, entre otros. Gracias al tratamiento previo, se pueden reciclar aún más materiales que si no se aplicara este proceso.

En este paso de separación, también es importante desechar aquellos materiales que no se puedan reciclar y deban ser desechados como basura convencional. Estos materiales son posteriormente transportados a vertederos de basura convencionales.

5. Procesamiento de los componentes reciclables

Una vez los materiales a reciclar han sido procesados, es momento de que se proceda a recuperarlos en el reciclaje.

Este tratamiento dependerá del tipo de materiales, por lo que en el caso del cobre y otros metales se podrían fundir, mientras en el vidrio se pasa a triturar todas las piezas de vidrio.

En el caso del plástico y otros materiales, se realizan los procesos correspondientes para procesarlos y recuperarlos.

6. Fabricación de materia prima para fabricar nuevos componentes

Para los materiales que todavía requieren un paso adicional para ser recuperados, se pasa al procesamiento final.

En el caso de los vidrios, luego de haberse triturado, estos se mezclan con otros químicos que ayudan a fabricar la materia prima que se utilizará para crear otros productos de vidrio. Un caso similar pasa con el plástico y otros productos.

Las piezas de cobre, hierro y otros materiales metálicos similares, ya deberían estar listos en este punto, pudiendo haberse fundido en bloques de este metal.

Los bloques de estos metales al igual que la materia prima obtenida de los otros materiales, pasan al siguiente paso que es la venta del material de reciclaje.

7. Venta de la materia prima a compañías de electrónica y electrodomésticos

Una de las ventajas del reciclaje para todas las partes involucradas, es la reutilización de materia prima. En el caso de las fábricas de productos electrónicos y electrodomésticos, pueden adquirir esta materia prima a una fracción del precio que costaría minar el material para ser procesado.

Al poder procesar los materiales y reciclarlos, el consumidor final también adquiere productos más económicos, ya que han sido elaborados con materiales reciclados.

Finalmente, el planeta es el principal beneficiado, ya que no es necesario explotar minerales para obtener los materiales a utilizar en otros equipos que se fabricarán.

¿Dónde reciclar aparatos electrónicos y electrodomésticos?

Si en algún momento te has preguntado: dónde puedo encontrar centros de reciclaje de electrónicos cerca de mí, aquí esperamos resolver esta duda.

Actualmente en España además de los Puntos Limpios, hay muchas opciones por las cuales puedes reciclar todos los RAEE que tengas en tu hogar. Estos lugares son los siguientes.

1. Punto Limpio fijo

El Punto Limpio fijo es un centro de recolección de artículos de reciclaje que se encuentra localizado en varias ciudades. Los ciudadanos pueden acudir y traer sus equipos para que se pueda realizar el proceso de reciclaje de aparatos electrónicos.

Lo mejor de estos lugares, es que los ciudadanos están seguros de que el proceso es adecuado y se aprovechan la mayor cantidad de materiales posibles.

2. Punto limpio móvil

Una segunda alternativa al Punto Limpio es el Punto Limpio Móvil. Estos son centros móviles que se encuentran por toda la ciudad y permiten depositar todos los RAEE de forma cómoda en una locación cercana.

Estos puntos limpios móviles posteriormente llevan todo lo recolectado a los puntos móviles fijos para que se pueda realizar el proceso de reciclaje como de costumbre.

3. Tiendas de ventas de electrónicos

Por si no lo sabías, las tiendas de ventas de productos electrónicos y electrodomésticos, están obligados a recibir tus equipos viejos cuando adquieres uno nuevo.

Esta es una gran ventaja porque si no sabías qué hacer con un portátil viejo al adquirir uno nuevo, ahora sabes que puedes simplemente entregarlo en la tienda donde adquieres tu nuevo portátil.

Este proceso también funciona para neveras, microondas y prácticamente cualquier otro equipo electrónico o electrodoméstico que tengas para reciclar.

Posterior a la recolección, las tiendas se encargan del proceso de traslado de estos RAEE para que puedan ser reciclados en los correspondientes centros de reciclaje alrededor de la ciudad.

4. Proyectos de reciclaje de electrónica y electrodomésticos

Hay muchos proyectos de caridad que buscan recolectar equipos de electrónica y electrodomésticos para los más necesitados.

Si los equipos que tienes para desechar todavía sirven y simplemente estás buscando cambiar ese equipo viejo por lo último en el mercado, puedes optar por donar tus artículos viejos a alguno de estos proyectos.

Hay muchas personas necesitadas y cuando logras donarlo de esta manera, estás contribuyendo a que estas personas tengan acceso a artículos que no pueden costearse por ellos mismos. Puedes buscar información de los distintos proyectos caritativos de electrónicos y electrodomésticos en tu región, para contactar con ellos con el fin de donar estos.

5. Universidades

Muchas universidades tienen departamentos de electrónica que están constantemente buscando componentes para realizar distintos proyectos.

En muchos casos los alumnos pueden aprovechar este tipo de equipos para separar ciertos componentes para realizar tesis, proyectos de laboratorios y más.

Puedes buscar una universidad local si deseas y preguntarles si pueden darle algún uso a un producto electrónico que deseas desechar.

Esto suele ser más factible para productos electrónicos que para electrodomésticos grandes. Sin embargo, es importante solicitar la información, ya que podrías estar ayudando al desarrollo académico de los estudiantes.

6. Greenshops

Greenshop no define una tienda en particular, sino una iniciativa que se ha popularizado mucho en muchos países en los últimos años. Este programa, busca que tiendas convencionales se conviertan de forma alternativa en centros de reciclaje para RAEE.

Una alternativa verde: reparación y donación de los RAEE

Si no sabes qué hacer con un portátil viejo, un artículo de electrónica o un electrodoméstico antiguo pero funcional, puedes considerar donarlo. En caso de que haya dejado de funcionar, igual podrías repararlo para donarlo a alguna persona necesitada.

reciclar electrónica y electrodomésticos
reciclar electrónica y electrodomésticos

Inclusive, puede que no tengas que buscar en las comunidades más bajas, ya que algún vecino o algún amigo podrían tenerle un buen uso a ese artículo.

Tan sólo es necesario que preguntes a tus conocidos y familiares antes de deshacerte de esos artículos electrónicos o electrodomésticos, para saber si alguien tiene un buen uso para ello.

5 proyectos utilizando artículos viejos de electrónica y electrodomésticos

Si estás buscando ideas para reciclar basura electrónica, aquí te presentamos algunas de las opciones más interesantes. Reciclar basura electrónica no se trata sólo de llevarlas a plantas de procesamiento.

Muchas veces esos electrodomésticos y ordenadores viejos pueden tener componentes muy útiles que te ayudarán a hacer un excelente proyecto de electrónica.

1. Lámparas de LED USB

Muchos dispositivos electrónicos y electrodomésticos cuentan con varios LEDs instalados, por lo que podemos utilizar estos para hacer una lámpara de luz LED.

En este caso necesitaremos una o varias bombillas LED, un par de cables, una pistola de silicona, una tablilla de madera y un puerto USB o en su defecto, una cajetilla de baterías AA. También puedes conseguir opcionalmente una resistencia.

Puedes obtener los cables, bombillas y el puerto USB, de algunos electrodomésticos u ordenadores viejos.

Una vez tengas todo listo, debes conectar el LED en paralelo con el dispositivo USB o la caja de baterías. Puedes colocar una pequeña resistencia por protección, la cual también encontrarás en los electrodomésticos viejos.

Fija todo el circuito en la tablilla de madera utilizando la pistola de silicona. Asegúrate que el USB, la resistencia y la luz LED estén bien conectados por los cables. Si deseas, puedes colocar varias luces LED en serie en vez de una sola.

reciclar electrónica y electrodomésticos
reciclar electrónica y electrodomésticos

Una vez terminado el proyecto, puedes conectar una batería USB o un cargador para energizar el puerto USB y encender las luces LED. Si utilizas una caja de baterías AA, puedes simplemente colocar las baterías y el dispositivo se encenderá.

Si deseas, puedes colocar un interruptor en alguno de los cables, para hacerlo mucho más fácil de encender y apagar.

2. Reparación de UPS con una batería de ordenador portátil

Muchos dispositivos que desechamos tienen baterías que todavía se encuentran en buen funcionamiento.

Si tienes un portátil por reciclar o algún dispositivo con una batería de alta capacidad, puedes reparar un UPS viejo que tenga la batería dañada, utilizando esta como repuesto.

Al hacer el proyecto podrás reutilizar la batería de tu dispositivo viejo y renovar el UPS para seguir utilizándolo con más capacidad.

3. Máquina para hacer hipoclorito de sodio

El hipoclorito de sodio puede ser utilizado como reemplazo para la lejía casera y lo mejor, es que se puede fabricar en el hogar con un sencillo circuito electrónico.

Es importante que realices este proyecto con mucho cuidado y sólo produzcas este químico en un lugar abierto con una buena ventilación.

Para el circuito necesitarás un transformador a 12V, un par de cables, dos barras de grafito, cinta aislante negra y una tabla de madera.

El cargador lo puedes conseguir de cualquier electrodoméstico viejo que utilice 12V para energizarse. Pela la punta de los cables del cargador y fíjalos en la tabla de madera, para crear un dispositivo flotante con ambos cables instalados.

Las barras de grafito puedes conseguirlas extrayendo la mina de lápices, utilizando la barra interna de un par de baterías AA viejas o comprándolas en línea.

Conecta cada cable a su respectiva barra de grafito, instalando las bajas para que queden en vertical por debajo de la tabla, evitando siempre que se toquen entre ellas.

Coloca un contenedor con 1 litro de agua, 300 gramos de sal de cocina y remuévelo bien. Con el contenedor listo, enchufa el circuito y pon la tabla a flotar en el agua, asegurándote que las barras de grafito queden dentro del agua y los cables por fuera.

Deja el equipo por varias horas en un lugar ventilado hasta que se haya consumido toda la sal, obteniendo así 1 Litro de hipoclorito de sodio para limpiar en el hogar.

4. Cargador de 5V o 12V

Si por alguna razón necesitas un cargador de 5V o 12V, puedes crear una fuente de voltaje utilizando un cargador viejo. El proceso es bastante sencillo y practicamente cualquier cargador servirá.

En el caso de 5V, puedes utilizar cargadores de un móvil u otro cargador que en los datos nominales diga que funciona a un voltaje de 5V.

reciclar electrónica y electrodomésticos
reciclar electrónica y electrodomésticos

Corta la punta del cargador y pela los cables, para que puedas instalarlos en la nueva punta de cargador que necesitas.  

Para el cargador de 12V, el proceso es relativamente el mismo. En este caso puedes utilizar cargadores viejos de atornilladores eléctricos u otros dispositivos que usen cargadores con este voltaje.

El proceso es igual que en el caso anterior, sólo necesitarás pelar los cables y conectarlos al nuevo cargador.

Si quieres asegurarte que el dispositivo tiene los cables bien conectados, puedes utilizar un soldador y estaño para soldar los cables del cargador junto a la nueva punta.

Asegúrate de recubrir estos cables con cinta eléctrica negra aislante para evitar accidentes.

5. Encendedor electrónico casero

Para crear el encendedor electrónico es necesario que obtengas el resorte de una radio antigua y un transformador de 9V o 12V.

Adicionalmente, necesitarás dos cables relativamente gruesos, un interruptor o pulsador, una pistola de silicona y una tabla de madera pequeña.

Para crear el circuito, coloca los cables conectándolos a cada lado del resorte, instala el pulsador en alguno de los dos cables para cortar y dar el paso a la corriente.

Conecta ambos cables a las puntas de los cables del cargador de 12V y fija el circuito a la tabla de madera. Haz que el resorte sobresalga para evitar que la tabla se queme.

Cuando enchufes el circuito, podrás tocar el pulsador para que el resorte se encienda y genere el calor necesario.

Al tocar el pulsador podrás colocar un papel o cualquier otra cosa que desees encender en medio del resorte y este se encenderá con gran rapidez.

Si deseas, puedes recubrir todo el circuito para protegerlo, dejando disponibles únicamente el resorte y el pulsador.

Vídeo documental sobre el reciclaje de electrónica y eletrodomésticos

reciclar electrónica y electrodomésticos

María J. Giménez López

Amante de la naturaleza y del cuidado medioambiental. Licenciada en Ciencias Ambientales, Máster en Biotecnología avanzada y Doctora en Recursos naturales y Medio Ambiente por la Universidad de Sevilla.

Deja un comentario