Contenedor verde de reciclaje

El contenedor verde se puede ver en las ciudades desde hace más de 15 años, cuando se iniciaba la concienciación por el medioambiente. Desde entonces, la industria del reciclaje ha incrementado regularmente hasta lograr la excelente economía circular de hoy en día.

El correcto reciclaje es una labor ciudadana que reduce la contaminación, genera un efecto positivo en el medio ambiente y ayuda reutilizar materiales, reduciendo la explotación ambiental.

Contenedor verde de reciclaje
Contenedor verde de reciclaje

A continuación te explicamos qué es el contenedor verde, qué debes colocar en este y todo lo que debes saber al respecto.

¿Qué es el contenedor verde?

El contenedor verde es uno de los primeros contenedores que existen para fomentar el reciclaje en el país. Este contenedor está destinado principalmente para el reciclado de frascos, botellas y tarros de vidrio, los cuales son 100% reutilizables.

Un aspecto importante a considerar, es recordar que el vidrio no es lo mismo que el cristal.

Esta diferencia es vital para hacer un buen uso del contenedor verde. También es necesario considerar que algunos artículos que parecen estar hechos de vidrio como las bombillas, no deben colocarse en este contenedor, ya que requieren un proceso de reciclaje distinto.

¿Qué tipo de basura podrás tirar en el contenedor verde?

Uno de los principales aspectos a considerar sobre el contenedor verde para hacer un buen uso de este al reciclar, es saber qué tipo de desechos podrás tirar aquí.

A continuación te comentamos algunas de las categorías y los productos más comunes que podrás depositar en este contenedor para ser reciclados.

1. Botellas de vidrio

Algunos de los productos más comunes para el consumo humano suelen estar envasados en botellas de vidrio.

A continuación te comentamos algunas de las opciones convencionales que podrás encontrar en tu hogar, para que sepas cuáles debes tirar en este contenedor.

  • Botellas de vino.
  • Agua envasada en botellas de vidrio.
  • Botellas de zumos.
  • Botellas grandes o pequeñas de cerveza.
  • Cualquier otro tipo de botella que envase algún tipo de líquido.

2. Tarros de vidrio

Los tarros utilizados para colocar distintos alimentos que pueden tener una larga duración y se suelen mantener en la nevera, poseen tarros que están destinados para ser colocados en el contenedor verde.

Algunas de las opciones convencionales son las siguientes.

  • Tarros utilizados para envasar mermeladas.
  • Tarros en los que se colocan legumbres para larga duración.
  • Los tarros en los que se suele envasar la miel.
  • Cualquier otro tarro de comidas para larga o media duración.

3. Frascos de vidrio

La industria de la alimentación no es la única que utiliza frascos de vidrio, aunque es la que genera mayor gastos de este material. Existen varios frascos que podrás encontrar en productos de higiene personal y productos de cosméticos que forman parte de los artículos para colocar en el contenedor verde, algunos de estos son los siguientes.

  • Frascos donde se envasa la colonia.
  • Frascos de perfume.
  • Frascos de desodorantes roll-on que poseen un envasado de vidrio.
Contenedor verde de reciclaje
Contenedor verde de reciclaje

¿Qué no debes tirar en el contenedor verde?

Así como existen gran cantidad de envases que se deben depositar en el contenedor verde, hay otros que pueden generar confusión por parecer de vidrio, pero no van en este contenedor.

El caso más común surge con el cristal, ya que parece de vidrio, pero en realidad es un material ligeramente distinto.

Veamos algunos casos puntuales donde puede surgir esta confusión.

1. Cristales de vajillas

Un error bastante común, es confundir los artículos de cristal utilizados en las vajillas con vidrio.

Este tipo de productos no se deben lanzar al contenedor verde, ya que el proceso de reciclado de estos artículos es completamente distinto.

2. Ventanas y espejos

Las ventajas y los espejos son objetos con los cuales las personas suelen confundirse, considerando que se pueden colocar en el contenedor verde cuando no es el caso.

Este tipo de artículos se deben desechar de otra manera y la mejor opción, es colocarlos en los Puntos Limpios.  

3. Bombillas

Las bombillas tienen ciertos materiales muy similares al vidrio, por lo que es un error común considerar que pueden colocar en el contenedor verde.

Además de que tienen otros materiales adicionales que no son aptos para este contenedor, lo que parece vidrio se procesa de otra manera al reciclarse.

Todas las bombillas reciclables se deben llevar a los Puntos Limpios colocados en distintos lugares de la ciudad.

4. Otros artículos que no son de vidrio

Existen otros artículos como termómetros, cerámicas o vitrocerámicas que se han llegado a depositar en los contenedores verdes.

Es importante diferenciar entre estos y los envases que sí están destinados para los contenedores verdes, evitando así entorpecer el proceso de reciclaje.

Cualquier otro artículo que no esté elaborado con vidrio, no se debe colocar en este tipo de contenedores.

Consejos para usar el contenedor verde de reciclaje

Para realizar adecuadamente el proceso de reciclaje, es importante que logremos realizar una buena práctica que incluye ciertas consideraciones además de escoger el contenedor correcto.

Veamos algunos consejos para reciclar correctamente en el contenedor verde.

1. Retira los tapones de plástico, metal o el corcho de las botellas de vidrio

Muchos envases de vidrio, especialmente las botellas, suelen tener tapas de plástico, metal o corcho. Este tipo de materiales no se deben colocar dentro del contenedor verde, por lo que la mejor opción es que los retires antes de que vayas a colocarlos en este contenedor.

2. Limpiar los envases de vidrio

Aunque las plantas de reciclaje suelen limpiar todo el material en el proceso de reciclaje, puedes apoyar limpiando estos contenedores.

Al limpiar los envases, ayudarás a evitar que se generen malos olores en los contenedores verdes, mejorando así las zonas alrededor de este tipo de contenedores.

Proceso de reciclaje para materiales del contenedor verde

El vidrio que se deposita en los contenedores es un material 100% reciclable, por lo que forma una parte importante de la economía circular de envases para alimentos.

Veamos en qué consiste este proceso desde que es recolectado, hasta que es enviado para fabricar nuevos envases para la venta de productos alimenticios.

Contenedor verde de reciclaje

1. Recolección del vidrio

El primero paso en el reciclaje de todas las botellas y envases de vidrio es la recolección. Tú eres una parte vital de este paso, ya que debes tomar todas las botellas que utilices en tu hogar, para llevarlas a los contenedores correspondientes. Recuerda remover el corcho, tapa, entre otros.

Otra parte importante que genera una gran cantidad de desperdicios en vidrios es la industria de la hostelería.

Hoy en día se están generando más exigencias para que los distintos locales de hostelería se comprometan y participen en el proceso de reciclaje de este material.

2. Transporte a la planta de reciclaje

Los distintos camiones de las plantas de reciclaje se encargan de viajar por los distintos contenedores verdes en los que recogen todo el material para reciclar.

Este material luego es transportado a las distintas plantas de reciclaje, para que puedan ser categorizados y reciclados.

3. Separación de las impurezas y otros materiales similares

El primero paso dentro de la planta de reciclaje es la separación de impurezas de las botellas, eliminando el líquido residual, los corchos y otros elementos que no se puedan reciclar.

Para evitar este paso, ahorrar tiempo y recursos, es importante que cada ciudadano elimine estas impurezas de antemano en sus hogares o al momento de depositar la botella en el contenedor.

4. Separación de contenido metálico en las botellas

Los residuos metálicos que puedan quedar en las botellas, son separados utilizando un electroimán de gran potencia.

Este imán logra atrapar cada pieza de metal alrededor o dentro de las botellas, pudiendo así ser este material transportado a la planta correspondiente y permitiendo que se procese el vidrio sin estas impurezas.

5. Categorización y clasificación del vidrio

El vidrio una vez eliminadas las impurezas, es categorizado según su color, logrando así que se puedan fabricar botellas de este mismo color sin utilizar químicos.

En este paso se realiza también una comprobación de calidad, revisando que no queda ningún residuo de los pasos anteriores.

6. Trituración y procesamiento del vidrio

Una vez categorizado el vidrio, este se tritura y se eliminan las piezas opacas que puedan ser elementos residuales.

Para lograr esta separación, se utiliza un sensor óptico de gran calidad que logra discernir entre las piezas transparentes y las opacas.

Una vez triturado, el vidrio se empieza a procesar utilizando calcín para generar la materia prima que posteriormente se venderá a las distintas fábricas de envases de vidrio.

Ya con la materia prima en su lugar, se procede a almacenar esta en contenedores para su transporte.

7. Venta de materia prima para la fabricación de otros envases de vidrio

Muchas empresas ya tienen una cierta cantidad de solicitudes mensuales o trimestrales con las empresas de reciclaje, pudiendo así seguir la producción de envases de vidrio con regularidad.

La materia prima es entonces transportada desde la planta de reciclaje a las distintas empresas fabricadoras de envases de vidrio, donde esta materia prima se procesa para fabricar botellas y otros envases.

Contenedores de reciclaje de otros colores

Si quieres saber más sobre los otros contenedores de reciclaje haz clic aquí abajo:

Toda la información sobre el reciclaje de materiales.

Guías para reciclar materiales.

Las 30 preguntas frecuentes sobre reciclaje.

María J. Giménez López

Amante de la naturaleza y del cuidado medioambiental. Licenciada en Ciencias Ambientales, Máster en Biotecnología avanzada y Doctora en Recursos naturales y Medio Ambiente por la Universidad de Sevilla.