Contenedor marrón de reciclaje

Hoy en día hay diferentes tipos de contenedores, sin embargo, uno de los que está empezando a hacerse camino en el país es el contenedor marrón de reciclaje.

Este contenedor busca reutilizar de forma inteligente y aprovechar recursos que hasta hace poco se desechaban como basura sin posibilidad de reutilizarse de forma alguna.

Contenedor marrón de reciclaje
Contenedor marrón de reciclaje

Aunque no todas las ciudades tienen este contenedor disponible, es importante conocer de qué trata y qué desechos que debemos tirar aquí.

Aquí podrás aprender qué es el contenedor marrón, qué desechos deberás colocar y cuál es el proceso de reciclaje para estos. Sigue leyendo!!

¿Qué es el contenedor marrón?

El contenedor marrón llega como una nueva alternativa para recopilar muchos de los desperdicios alimenticios que se solían tirar en el contenedor gris.

Este nuevo contenedor es también conocido como contenedor orgánico, ya que la principal variedad de desechos que se deben colocar en este contenedor consisten en elementos que son biodegradables.

Los residuos orgánicos y biodegradables que son depositados en este contenedor van a ser utilizados para fabricar compost para utilizar como fertilizante o en plantas de generación eléctrica.

Al verter adecuadamente los residuos correspondientes en este contenedor, es posible reutilizar toda esta materia orgánica de una forma eficiente, en vez de desecharla de forma convencional en un vertedero.

Aunque el contenedor marrón ya se encuentra disponible en muchas ciudades, todavía hay lugares que no lo tienen.

Considerando esto, es muy importante conocer los tipos de desechos que se deben colocar en este, buscando así ayudar al medio ambiente y reducir nuestro impacto ecológico a través del reciclaje.

¿Qué desperdicios se tiran en el contenedor marrón?

Existen una gran variedad de desperdicios que se colocaban anteriormente en el contenedor gris y ahora se pasarán a colocar en el contenedor marrón.

Estos incluyen ciertos elementos orgánicos y biodegradables de origen animal, vegetal, entre otros conocidos como biorresiduos domiciliarios.

Contenedor marrón de reciclaje
Contenedor marrón de reciclaje

A continuación te explicamos qué materiales colocar en este contenedor, para reciclar adecuadamente.

1. Materiales de origen animal

Uno de los principales materiales que se deben colocar en el contenedor marrón son todos aquellos residuos de origen animal que surgen como biorresiduos domiciliarios.

Los principales productos de esta categoría a depositar en el contenedor marrón, son los siguientes:

  • Cascaras de huevo.
  • Restos de pescados, incluyendo las cabezas y las espinas o cualquier otro residuo de estos.
  • Huesos de pollo o desechos de estos.
  • Pedazos sobrantes de cortes de carne.
  • Cualquier tipo de alimentos de origen vegetal que surjan como desechos de cocina.

2. Materiales de origen vegetal

Además de los biorresiduos domiciliarios de origen animal, los de origen vegetal también entran en la lista de materiales que van al contenedor marrón.

Algunos de los principales ejemplos en esta categoría son los siguientes.

  • Restos de frutas, así como las pieles de las frutas y otros residuos de las mismas.
  • Restos de verduras o los residuos de cocina que surjan de estas.
  • Flores de jardín
  • Hojas secas.
  • Hojas de infusión derivadas de plantas naturales (se puede colocar la bolsa de la infusión).

3. Otros biorresiduos domiciliarios

Existen algunos residuos que quizás no se ven claramente de origen animal o vegetal, sin embargo son de este origen y entran en las categorías.

Algunos de los principales ejemplos de este tipo de biorresiduos son los siguientes.

  • Servilletas blancas de papel.
  • Corchos de botellas.
  • Servilletas sucias con grasa de cocina (aceite de origen vegetal o animal).
  • Otro tipo de residuos que son biodegradables o de origen orgánico.

¿Qué desperdicios no se tiran en el contenedor marrón?

Al igual que pasa con muchos otros contenedores, hay una serie de materiales que pueden generar confusión y terminan colocándose en el contenedor equivocado.

Contenedor marrón de reciclaje
Contenedor marrón de reciclaje

En el caso del contenedor marrón, los principales productos que se prestan para confusión y no se deben colocar en este contenedor, son los siguientes.

1. Objetos de cerámica o vidrio

Un error que pueden considerar algunas personas es colocar objetos de cerámica o vidrios. Este tipo de productos no se deben desechar de esta manera, ya que se deben llevar directamente a los Puntos Limpios para su correcto reciclaje.

2. Desechos de bebés

Un error común es pensar que el desecho de bebés se debe colocar en el contenedor marrón por ser biodegradable u orgánico.

Actualmente ya existe un contenedor destinado para este tipo de desechos y son los contenedores naranja.

Todo lo que era antiguamente destinado para el contenedor naranja, lo seguirá siendo con la inclusión del contenedor marrón.

3. Alimentos, chucherías o productos no orgánicos

Existen algunos alimentos o chucherías que podrían considerarse no orgánicas que pueden generar confusión en relación a su reciclaje.

Un claro caso de esto es el chicle, el cual es muy importante que no se coloque en el contenedor marrón.

Muchas personas consideran que como el tabaco es un producto de origen vegetal, las colillas de cigarrillo se deben colocar en este contenedor. Este tipo de productos tienen otros contenedores para su desecho y es importante que nunca se coloquen en el contenedor marrón.

4. Productos de mascotas y ciertos desechos de limpieza del hogar

Algunos productos que no entran en la categoría de materiales o desechos que deben colocarse en el contenedor orgánico son los productos de mascotas y desechos de limpieza del hogar.

Algunos claros casos de esta categoría son los siguientes:

  • Arena para mascotas.
  • Pelo.
  • Polvo.
  • Pañuelos de papel usados.
  • Toallitas o productos de higiene personal usados.
  • Podas (madera seca)
  • Cajas de madera.

Vídeo explicativo del contendedor marrón de reciclaje

Este vídeo del Ayuntamiento de Biar, nos explica de forma muy didáctica y divertida cómo usar el contenedor marrón de reciclaje. Es ideal para la enseñanza de reciclaje para niños.

Contenedor marrón de reciclaje

Proceso de reciclaje para la basura del contenedor marrón

El proceso de reciclaje de la basura del contenedor marrón, es completamente distinta al proceso de reciclaje para materiales de vidrio, metal u otros.

En este caso se busca crear un compost de calidad a través de una serie de procesos industriales ya establecidos.

Desde que la basura se recibe en la planta de procesamiento hasta que el compost se ha procesado correctamente, pueden pasar alrededor de 6 meses.

Los pasos por los que pasa la basura de este contenedor hasta convertirse en el compost final, son los siguientes.

1. Recolección de la basura orgánica y biodegradable en los contenedores marrones

El primer paso es la recolección de la basura orgánica y biodegradable, que es el paso más importante en el que tú debes participar.

Para ello es importante que separes en tu hogar una bolsa de basura donde coloques regularmente todos los desperdicios que deben ir destinados a este contenedor.

La mejor opción es tener una bolsa adicional donde puedes colocar las pieles de frutas, los desechos de alimentos al cocinar e inclusive los residuos luego de las comidas.

Esta práctica te ayudará a colocar todos los biorresiduos domiciliarios de forma práctica y eficiente en una bolsa plástica, para ser depositada en el contenedor marrón.

2. Transporte de los materiales de reciclaje a la planta de procesamiento

Cada cierto tiempo, los camiones de transporte pasan a recoger el contenido de estos contenedores. Posteriormente, esta basura orgánica y biodegradable es transportada a las distintas plantas de procesamiento a lo largo de las distintas regiones.

Actualmente las regiones que no tienen estos contenedores disponibles, están en proceso de gestión para lograrlo, incluyendo también la implementación de este tipo de plantas de reciclaje.

Dentro de pocos años ya encontrarás este tipo de contenedores y plantas a lo largo de todo el país.

3. Caracterización de los residuos

Una vez los residuos han sido trasladados a la planta de reciclaje, estos proceden al paso de categorización.

Para lograrlo, los encargados del proceso caracterizan los distintos objetos con el fin de conocer aproximadamente la composición de los biorresiduos que están entrando a la planta.

4. Separación de impurezas

Una parte del proceso de categorización, es el triaje realizado en el que se separan las impurezas. Aquí se crean pilas de basura biodegradable y orgánica, materiales impropios de la planta de reciclaje así como materiales rechazados.

Los materiales rechazados generalmente consisten en basura que ha sido mal categorizada y debe ir a los vertederos.

Los materiales impropios suelen destinarse a la planta correspondiente, incluyendo la bolsa en la que se depositan los materiales orgánicos y biodegradables.

5. Creación de pilas de materia orgánica

Luego de que se tiene toda la materia orgánica disponible para su procesamiento, se mezcla el biorresiduo junto al estructurante triturado en el proceso de la creación de pilas.

En algunas plantas de reciclaje de basura orgánica, se utiliza una relación 3:1 de estructurante y biorresiduo. Esto quiere decir que 75% del compost es estructurante y el 25% se compone del biorresiduo domiciliario.

6. Transformación de la materia orgánica en compost

Utilizando las maquinarias industriales correctas, las plantas de reciclaje las pilas de biorresiduos con estructurante 3 veces a la semana por un periodo de 2 semanas luego de su creación.

Después de las 2 primeras semanas, el proceso se realiza sólo una vez a la semana. Este proceso puede variar cuando las temperaturas en las pilas bajan de 50ºC o superan los 70ºC.

A través de este proceso de movimiento, la materia orgánica combinada con estructurante empieza a pasar a ser compost. Posteriormente el compost debe pasar un proceso de maduración para aumentar su calidad.

7. Control de humedad de las pilas

Un proceso que se realiza de forma simultánea al paso 6 es el control de humedad en las pilas de biorresiduos.

Este proceso se realiza diariamente, buscando que las pilas tenga aproximadamente 40% – 50% de humedad.

Las plantas que tienen un enfoque verde, buscan utilizar el agua de lluvia para este proceso, reduciendo así el consumo de agua limpia en el proceso de reciclaje de basura orgánica.

8. Maduración de las pilas de compost

Una vez pasado el tiempo, las pilas de compost deben alcanzar una temperatura de 40ºC o menos para que se pueda considerar el punto ideal de maduración.

Luego de este momento, se empieza el proceso de tamizado y almacenamiento.

9. Tamizado u obtención de los dos tipos de compost

El tamizado del compost es un proceso en el que se separan los dos tipos de compost que se obtienen como producto final del proceso de reciclaje.

Uno de los compost es el de menor tamaño, en el que las partículas tendrán un grosor de 15 mm o inclusive menos.

El segundo compost obtenido es el de gran tamaño y el grosor de las partículas superan los 15 mm, alcanzando inclusive los 25 mm.

10. Reposado del compost

Después de haberse separado y apilado correctamente el compost en su lugar de almacenamiento, este se deja reposar aproximadamente 2 a 4 semanas adicionales.

Este es el paso final en el proceso de preparación del compost, antes de su análisis de calidad y futura venta a los respectivos clientes.

11. Análisis y control de calidad del compost

Pasadas las 2 a 4 semanas correspondientes de reposo, se realiza un proceso de control de calidad.

Para este proceso, se consideran los siguientes parámetros para analizar la calidad del compost:

  • pH del compost.
  • Conductividad eléctrica.
  • Porcentaje de materia orgánica.
  • Porcentaje de humedad.
  • Densidad de las partículas.
  • Porcentaje de metales en el compost.
  • Prueba de E.coli y salmonella.

Una vez realizado el proceso, se procede a definir si el compost está en concordancia con lo necesario para su venta y utilización, pudiendo luego transportarse a los distintos clientes. En caso de que los análisis sean positivos, se pasa al último paso del proceso.

12. Venta y transporte del compost

Se contacta a los clientes que desean utilizar este compost ya sea en la industria de la agricultura o la energética, para posteriormente trasladar este material reciclado.

Gracias a este proceso, se evita que toda la basura orgánica y biodegradable llegue al vertedero, pudiendo así darle un buen uso a los biorresiduos domiciliarios.

¿Qué es el compost y por qué es tan importante?

El compost es un tipo de abono que se ha formado a partir de combinar ciertos residuos orgánicos y biodegradables, para posteriormente fermentarlo. Este material cuenta con una gran cantidad de residuos además de importantes minerales que se pueden aprovechar para distintas aplicaciones.

Cuando las plantas o animales pasan a ser residuos en el suelo con el uso de oxígeno como oxidante, estos se pudren y eventualmente forman un compost natural.

La creación de compost como forma de reciclaje, es una opción rápida y efectiva de aprovechar todos los biorresiduos disponibles para darle un buen uso a estos desechos.

Generalmente, el compost es un material rico en nutrientes y con gran cantidad de organismos beneficiosos para su aprovechamiento.

Este material ayuda a mejorar la calidad de los cultivos, permite que las plantas creen con mayor facilidad e inclusive tiene usos en la industria eléctrica.

Veamos un vídeo donde se explica qué es el compost y para qué sirve:

Contenedor marrón de reciclaje

Importancia del reciclaje en el contenedor marrón

Reciclar basura biodegradable y orgánica en el contenedor es una parte importante de ayudar al planeta para reducir la contaminación así como la explotación del ecosistema.

A continuación te explicamos algunas de las principales aplicaciones de importancia en la industria de la agricultura y el sector energético para el compost.

1. Industria de la agricultura

Mezclar el compost con la tierra de los cultivos aumenta considerablemente la materia orgánica así como el humus en los suelos.

Esto no es sólo beneficioso en terrenos normales, sino que permite utilizar ciertas áreas que carecen de estos nutrientes, para poder cultivar de forma efectiva, aumentando así la producción agrícola del país.

Además de ser un factor importante en la productividad agrícola, también cuenta con propiedades de fertilizantes, eliminando las plagas en los cultivos.

Lo mejor, es que el compost no sólo tiene beneficiosos efectos a corto plazo, sino que los efectos a largo plazo son inclusive mejores, por lo que es una excelente herramienta para cultivos perennes.

2. Industria energética

La generación de energía eléctrica puede generar grandes costos y eso es algo que cualquier persona puede respaldar viendo coste de las facturas eléctricas.

El aprovechamiento de la basura orgánica y los residuos biodegradables pueden ayudar a generar energía a un menor coste, lo que a su vez puede impactar positivamente en el coste de la generación eléctrica.

A través de un complejo proceso de degradación y efectos químicos, se puede producir lo conocido como combustible microbiano, generando así la conocida biomasa.

Existen varios procesos a través los cuales se puede convertir la biomasa en energía eléctrica, pudiendo utilizarse la combustión, la pirolisis, la gasificación o la co-combustión.

Dependiendo del proceso químico y el tipo de compost, se podrá aprovechar de una manera más eficiente esta basura orgánica, logrando así completar el ciclo de reciclaje.

Gracias a aprovechar estos biorresiduos domiciliarios al tirar los materiales en el contenedor marrón, reducirás la contaminación por vertederos de basura y ayudarás a facilitar la calidad del servicio para el sector eléctrico.

Contenedores de reciclaje de otros colores

Si quieres saber más sobre los otros contenedores de reciclaje haz clic aquí abajo:

Toda la información sobre el reciclaje de materiales.

Guías para reciclar materiales.

Las 30 preguntas frecuentes sobre reciclaje.

María J. Giménez López

Amante de la naturaleza y del cuidado medioambiental. Licenciada en Ciencias Ambientales, Máster en Biotecnología avanzada y Doctora en Recursos naturales y Medio Ambiente por la Universidad de Sevilla.