Contenedor amarillo de reciclaje

Existe una gran variedad de contenedores en los que se pueden reciclar toda clase de objetos. Uno de los contenedores con más tiempo en uso, es el contenedor amarillo.

sin embargo, a día de hoy muchas personas todavía no saben el uso real de este contenedor.

Contenedor amarillo de reciclaje
Contenedor amarillo de reciclaje

Para entender con facilidad todo lo que va al contenedor amarillo y el proceso de reciclaje que se lleva a cabo, te explicaremos todo lo que debes saber sobre este contenedor.

Con esta información podrás reciclar los objetos correctos destinados para este tipo de contenedor. Sigue leyendo!!!

¿Qué es el contenedor amarillo?

El contenedor amarillo se encuentra en uso desde hace más de 20 años. Este contenedor es el principal utilizado para recolectar envases, bolsas y otros materiales utilizados para empaquetar productos.

Contenedor amarillo de reciclaje
Contenedor amarillo de reciclaje

Algunos de los productos a reciclar en este contenedor son envases fabricados con plástico o inclusive metal.

Gracias al reciclado de este tipo de envases, es posible que los materiales participen en la economía circular, reduciendo el coste de fabricación de envases y reduciendo el impacto al medio ambiente.

¿Qué tipo de envases y artículos tirar en el contenedor amarillo?

Al depositar los desechos correctos en el contenedor amarillo, estos son llevados a una planta de reciclaje en la cual se pueden procesar adecuadamente.

Es importante que sepas cuáles son los productos aptos para este contenedor en particular.

Contenedor amarillo de reciclaje
Contenedor amarillo de reciclaje

A continuación te mostramos una lista con los principales productos que puedes depositar aquí e inclusive los que no.

1. Bolsas de plástico

Uno de los principales productos que podrás colocar en los contenedores amarillos, son las bolsas de plástico. Algunas de las opciones más comunes son las siguientes:

  • Bolsas recibidas en comercios.
  • Envases de plástico tipo blíster.
  • Envoltorios de plástico que protegen ciertos alimentos.
  • Otros envases, bolsas y contenedores de plástico.

2. Envases de plástico

La mayoría de los envases de plástico son aptos para colocar en este contenedor en particular, ayudando a facilitar su proceso de reciclaje.

Contenedor amarillo de reciclaje
Contenedor amarillo de reciclaje

Los principales envases que podrás reciclar en el contenedor amarillo son los siguientes:

  • Aros de plástico utilizados para sujetar las latas de refresco.
  • Bandejas de corcho blanco utilizados para la venta de jamones, quesos y embutidos.
  • Botellas de plástico.
  • Botes de detergentes líquidos.
  • Envases de cosméticos.
  • Envases de plástico utilizados para envasar ciertos refrescos.
  • Envases plásticos de yogur.
  • Garrafas de aceite.
  • Garrafas de plástico para jugo y otros productos similares.
  • Potes de plástico utilizados para vender mantequilla.
  • Potes de productos de limpieza personal.

3. Envases tipo brik

Los envases tipo brik son unas de las opciones más populares y de bajo costo para envasar productos.

Estos se encuentran elaborados de un plástico que se asemeja al cartón, por lo que podrás colocar este tipo de envases en el contenedor amarillo.

Contenedor amarillo de reciclaje
Contenedor amarillo de reciclaje

Algunas opciones comunes son las siguientes:

  • Envases brik de leche.
  • Envases brik de zumos.
  • Otro tipo de envases brik utilizados para envasar vino, aceite, entre otros.

4. Envases metálicos

Finalmente, también hay muchos envases metálicos que se pueden colocar en este contenedor para ser reciclados. Algunos de los envases más comunes son los siguientes:

  • Bandejas de aluminio.
  • Botes metálicos de conserva.
  • Chapas de botellas de refrescos y jugos.
  • Latas de aerosoles.
  • Latas de gaseosas y jugos.
  • Papel aluminio o papel film.
  • Tapas metálicas.
  • Otro tipo de contenedores metálicos utilizados para bebidas y productos de larga duración.

¿Qué artículos no se tiran en el contenedor amarillo?

Hay muchos productos que por error al ver el material, creemos que se pueden colocar en este tipo de contenedor.

Lo cierto es que su elaboración es ligeramente distinta y por lo tanto, también el proceso de reciclaje.

Algunos de estos productos que no tienes que tirar en este contenedor son los siguientes:

  • Biberones.
  • Cartón (muy distinto de los envases brik).
  • Cualquier objeto que no sea un envase, bolsa o no sea utilizado para empaquetar un producto.
  • Electrodomésticos y productos de electrónica.
  • Envases de vidrio o cualquier producto de vidrio.
  • Guantes de goma.
  • Juguetes.
  • Revistas.
  • Utensilios de cocina de plástico, metal o madera.

¿Cuál es el proceso de reciclaje para estos productos?

El proceso de reciclaje varía dependiendo del tipo de producto que se está reciclando. En el contenedor amarillo varía entre envases de plástico (incluyendo potes, bolsas y demás) así como los envases de metal.

A continuación te explicaremos el proceso de reciclado en cada uno de estos casos.

Proceso de reciclaje de los envases de metal

Los envases de metal para envasar comidas y bebidas son algunos de los principales que se depositan en el contenedor amarillo.

A continuación te explicamos en qué consiste el proceso de reciclaje para este tipo de envases que conlleva tan sólo 8 pasos.

1. Recolección de los envases de metal

El primer paso en el reciclaje de los envases de metal es la recolección de los mismos en los contenedores amarillos, que es el proceso en el que tú participas.

Lo recomendado es aplastar los envases para facilitar el proceso y reducir el espacio que estos ocupan.

2. Transporte de los materiales

Una vez se llena el contenedor amarillo o pasa el tiempo estipulado, los camiones de los centros de reciclaje pasan por cada uno de los contenedores.

Estos camiones colocan todo el contenido a reciclar dentro, para llevarse a las plantas de reciclaje.

3. Separación del metal y otros materiales

Uno de los primeros pasos en el proceso de reciclaje, es la separación del metal y otros materiales que se depositan en este contenedor amarillo.

Para lograr esto, se utilizan electroimanes que pueden atraer cada uno de los contenedores a reciclar, creando eficazmente la separación entre ambos tipos de materiales.

4. Pesado del metal

Luego de haber separado los materiales como el plástico y similares, del metal que se va a reciclar, se procesa a pesar este metal.

Una vez el metal se pesa, se registra para tener un control de la cantidad de metal que se está procesando y la cantidad que debe salir luego del proceso.

5. Limpieza del metal

Luego de categorizar el metal, se procede a la limpieza del mismo. Para ello se utilizan ciertos químicos que eliminan la grasa que usualmente dejan los aceites y azucares residuales.

En este proceso se utilizan ciertos procesos industriales que facilitan la limpieza, dejando todos los contenedores en perfectas condiciones higiénicas.

6. Aplastado del metal

Luego de haber limpiado adecuadamente el metal, este se procede a secar para finalmente aplastarlo. Al aplastar el metal se logra compactar lo suficiente para reducir el espacio y crear bloques de metal liviano que serán luego procesados para crear la materia prima para nuevos contenedores.

7. Fundición del metal

Una vez el metal está aplastado, este se empieza a fundir con el fin de crear láminas de metal uniformes y homogéneas. Para ello se utilizan grandes hornos que logran alcanzar la temperatura ideal para fundición de estos metales ligeros.

8. Formación de nuevas láminas de metal para su venta

El último proceso es formar las láminas de metal luego de que este se ha colocado en moldes para su secado.

Una vez las láminas o distintas formas en las que los clientes de las plantas lo requieran, se procede a su transporte a las distintas compañías envasadoras.

Este metal en láminas es convertido en contenedores de metal que se pueden utilizar para nuevamente envasar productos para la venta.

Proceso de reciclaje de los envases de plástico

Los otros materiales que se colocan en el contenedor amarillo para su reciclaje son los envases de plástico, bolsas y similares. A continuación te comentamos en qué consisten los pasos del proceso de reciclaje para este tipo de materiales.

Contenedor amarillo de reciclaje
Contenedor amarillo de reciclaje

1. Recolección de bolsas y contenedores de plástico

Al igual que con los envases de metal, los envases de plástico utilizados para bebidas y otro tipo de productos se depositan en el contenedor amarillo. Para ello es importante que categorices adecuadamente estos envases y los depósitos en este contenedor para su reciclaje.

2. Transporte de los materiales

Luego de que se han llenado los contenedores o se ha cumplido el plazo de tiempo, los camiones de transporte buscan el contenido de estos contenedores para llevarlos a las plantas de reciclaje.

Este contenido es transportado a las plantas donde se realizará el proceso de reciclaje de plástico.

3. Categorización de los materiales a reciclar

Cuando los artículos de metal se han separado de los de plástico, el proceso de categorización se vuelve mucho más sencillo para los envases de plástico.

Aquí se logran eliminar ciertos artículos o elementos que se pueden haber colocado en el contenedor equivocado y se toman los envases de plástico que se pueden reciclar.

4. Trituración del plástico

Una vez todos los envases de plástico se han categorizado, se procede a realizar el triturado de los envases. Para triturar todos los envases, se utilizan maquinarias que destrozan y desmenuzan los envases convirtiéndolo en muy pequeños pedazos de plástico para su procesamiento.

5. Limpieza del material

Cuando los envases de plástico han sido triturados, se procede a la limpieza del material en esta forma. El proceso de limpieza es mucho más sencillo, ya que no es necesario verificar si los líquidos limpiadores entran o no al interior del envase para limpiarlo o estos tienen agua residual.

6. Secado y centrifugado

Luego del proceso de limpieza, se procede a secar el plástico para eliminar el agua restante. Además de secar el plástico a reciclar, también se realiza un proceso de centrifugado que ayuda a eliminar cualquier impureza restante.

7. Mezclado y homogenización

Cuando el material se encuentra limpio y seco, se procede a homogeneizarlo. Para este proceso se utilizan maquinarias que a través de un proceso mecánico, logran comprimir y homogeneizar todo el plástico para convertirlo en una masa de igual color así como textura.

8. Extrusionado del plástico

El extrusionado del plástico es un proceso en el que se utiliza calor y fricción para procesar el plástico, pasándolo a moldes que le darán una nueva forma para su transporte.

En este proceso también se realiza un proceso de filtrado que ayudará a eliminar cualquier impureza restante que no pertenezca al plástico.

9. Control de calidad y procesamiento para la venta

Una vez en el paso final, se verifica que el material esté en perfectas condiciones para la venta y se procede a transportar a las distintas empresas envasadoras.

Una vez estas empresas reciban el material a procesar, podrán crear nuevos envases de plástico que utilizarán para la venta de productos envasados como conservas, refrescos, jugos, entre otros.

Vídeo explicando el proceso de reciclaje de los desechos del contenedor amarillo

Contenedor amarillo de reciclaje

Consejos para reciclar estos materiales

Si quieres ayudar al medio ambiente y facilitar el proceso de reciclaje, lo mejor es llevar a cabo una buena práctica de reciclaje.

Contenedor amarillo de reciclaje

Para ello, te damos algunas recomendaciones que ayudarán a que facilites el proceso de reciclaje para todos los trabajadores.

  1. Aplasta los envases a reciclar: Cuando aplastas los envases de plástico o especialmente los de metal, facilitas el proceso de reciclaje que tienen que hacer las máquinas y reduces el espacio que ocupan los envases. Gracias a esta máquina, los contenedores amarillos se llenarán más lento.
  2. Reutiliza las bolsas de plástico o utiliza bolsas de tela: Es cierto que las bolsas de plástico se pueden reciclar, pero si las reutilizas es aún mejor. Otra opción es tener bolsas de tela que puedas utilizar en vez de las de plástico y así reducir los materiales que tienen que ser reciclados.
  3. Comenta a otras personas sobre el buen uso de los contenedores: Si ves que algún vecino, amigo o conocido no sabe bien sobre este contenedor, instrúyelo. Esto ayudará a fomentar el reciclaje y seguro te agradecerán que los asesores al respecto.

Con estas tres simples prácticas podrás mejorar y facilitar el proceso de reciclaje, así como lograr que otras personas también reciclen en el contenedor correcto. Recuerda que es tu labor ciudadana reciclar, para ayudar al medio ambiente, reducir la contaminación y mejorar la calidad de vida de todos.

¿Sabías que…?

Una forma muy interesante de visualizar el verdadero contenido de lo que consumes, es comparándolo con otros artículos.

A continuación te comentamos algunas de las relaciones más interesantes entre los productos a reciclar entre el contenedor amarillo y equivalentes en el mercado.

  • 40 botellas de plástico equivalen a un forro polar.
  • 80 latas de refresco es lo mismo que una rueda de bicicleta.
  • 550 latas de aluminio pueden equivaler una silla de metal.
  • 6 envases briks es igual a una caja de zapatos.
  • 8 botes de conserva son equivalentes a una olla de cocina.
  • 22 botellas de plástico son equivalentes a una camiseta de poliéster.

Puede que la relación entre estos productos no sea 100% directa, pero es un equivalente aproximado.

Ahora que sabes qué equivalen todos los productos que reciclas, te darás cuenta que al reciclarlos estás ayudando al medio ambiente al permitir que se reutilicen estos materiales.

Contenedores de reciclaje de otros colores

Si quieres saber más sobre los otros contenedores de reciclaje haz clic aquí abajo:

Toda la información sobre el reciclaje de materiales.

Guías para reciclar materiales.

Las 30 preguntas frecuentes sobre reciclaje.

María J. Giménez López

Amante de la naturaleza y del cuidado medioambiental. Licenciada en Ciencias Ambientales, Máster en Biotecnología avanzada y Doctora en Recursos naturales y Medio Ambiente por la Universidad de Sevilla.